Relaciones monógamas

Hablando sobre las relaciones y la monogamia con un amigo.

Para una pareja que lleva tres años y medio junta, imagino que puede ser complicado mantener la fidelidad sexual, porque hay  muchos estímulos externos. Supongo que es complicado llevar una relación estable hoy en día, dentro de este mundo en el que existe una velocidad extrema, donde lo efímero y volátil está a la orden del día, la vida líquida y/o el amor líquido, como decía Zygmunt Bauman.

Quizá sea por poseer ese deseo (sexual) y el instinto natural eterno de novedad, de cambiar en cada instante que existe en la realidad que vivimos.

Como decía Baruch Baruch Spinoza, el filósofo francés: “El deseo es la esencia del hombre”.

Es un concepto muy complejo. Nos han educado en la monogamia, pero la realidad es que el deseo es algo constante y fluido, variable, no permanente ni estable. Por lo tanto, quizá no sea natural tener una pareja estable o monógama como hemos aprendido (nos han educado) que es la norma.

Todas las personas tienen esa pulsión sexual natural, pero se han reprimido muchas veces por la religión, la educación, la moral. Si realmente hubiéramos sido libres de elegir hacer lo que quisiéramos, seríamos capaces de expresar de manera normalizada todas esas conductas sexuales o románticas sin conflictos ni represiones. De esa manera, seguramente, en una sociedad educada y sana, no existirían tendencias suicidas, homicidios, delitos, obsesiones- compulsiones ni depresiones (es decir, ni psicosis ni neurosis de ningún tipo. Seríamos personas tranquilas y libres de vivir existencias saludables.  Pero no es así la situación.

Todo lo que es normativo está construido, es parte de la memoria colectiva, de la historia y las generaciones que se transmiten de unas a otras, así que se deduce que todo lo que no es biológico, genético, es cultural y social.

Es curioso también lo del rol sexual, conectar o no con la persona en relaciones homosexuales, entre dos hombres con pene.

Me hablas de “Ética promiscua”, un libro que te parece interesante. No lo he leído.

Es importante tener dinámicas y prácticas diferentes, nuevas, pues es renovarse o morir, que se dice.

Empatía

He leído por ahí esta frase que me ha hecho reflexionar por su significado:
“El sufrimiento no está en el hecho, sino en la percepción del hecho”.
Esto quiere decir que cada persona observa la realidad desde su propio punto de vista subjetivo. Por lo tanto, no existe una sola perspectiva al tener cada una, una única. Y entonces, el sufrimiento, también se entiende desde puntos distintos, siendo para algunas personas algo poco importante, o algo muy importante.

Borders (fronteras)

De México a EEUU, de Marruecos a España, de India a Bangladesh, de Israel a Palestina y de Zimbabue a Sudáfrica, los muros son como un juego que impiden que las personas se muevan.

Si se mira la cultura africana, todas las personas africanas son migrantes. Y eso no va a parar porque son nómadas por naturaleza.

Las fronteras están hechas por personas celosas, personas que quieren mandar a otras personas, someterlas, sin que vayan a donde quieran de  forma libre, cuando las personas deberían poder migrar en libertad de forma segura.

Resultado de imagen de al otro lado documental dplay

Los muros nos están dividiendo, en vez  de unirnos.

Son un símbolo de que la gente rica quiere mantener a la gente pobre al otro lado, porque  no quiere que la gente pobre comparta lo que tiene aquí.

Todas las personas somos diferentes.

Construir muros no es la solución; hay que construir puentes para que la gente se entienda.

Sobre el compartir noticias en las redes sociales

Quiero expresar mi opinión sobre el compartir noticias en las redes sociales, que se ha convertido en una manera de exteriorizar y mostrar nuestros intereses y juicios a las personas que nos siguen (o seguimos).

Cuando comparto noticias que tienen una carga negativa sobre cualquier tema, es para denunciar y visibilizar esa realidad. No para cargar algo negativo, pues existe y creo que se debe compartir para que se conozca esas realidades.

Creo que es necesario y urgente hacerlo, porque normalmente siempre hay otra parte, desde otra perspectiva, desde el “positivismo” en el que vivimos, donde se quieren ignorar esas realidades, diciendo que todo está bien, que mejor mirar para otro lado y no valorar que también es importante visibilizar lo que no nos gusta o no es positivo,  o también ignorando la información sobre conflictos o problemas porque a todas las personas no les afectan.

 

 

 

The Boy Who Harnessed the Wind (Chiwetel Ejiofor, 2019)

“El niño que domó el viento”, es una historia conmovedora, basada en hechos reales,  sobre un niño que vive en Kasungu, en Malawi (África), que va a la escuela, donde estudia y descubre, en la biblioteca leyendo sobre ciencia, que gracias a ese conocimiento adquirido, puede construir un molino de viento para  extraer el agua del interior de la tierra, con la ayuda de una bicicleta y varios utensilios más, para solventar el problema de la escasez del agua por la sequía que vive el pueblo.

A pesar de los obstáculos que su padre le pone, consigue lograr ese sueño y poder desarrollar ese molino de manera austera, para abastecer el lugar de energía y poder sobrevivir en los campos de cultivo para sobrevivir.

Reflexiones sobre la actitud ante la vida

… Pero respetar la diversidad es necesario, porque ser femenino siendo un hombre no es negativo, y tampoco ocurre nada por expresarse de una manera no normativa.

Entender que no es algo negativo tener pluma, ni ser portador de VIH, es imprescindible entender todo eso.

Ser consciente, respetando a cualquier persona por cómo se pueda sentir.

Es ir más allá del narcisismo o del ego, que no es lo mismo.

Es valerse, darse importancia porque se tiene.

Ir consiguiendo estar más tranquilo y aceptarse, respetarse, cuidarse, haciendo que no  afecten ya las cosas tanto; o no darlas la misma importancia que antes sí se las daba. Porque realmente no la tenían, ni la tienen.

 

Porque solo tu eres responsable y capaz de mejorar tu mismo.

Porque si no te quieres, nadie puede hacerlo por ti.

Porque todo pasa, pues la felicidad son momentos, pequeños instantes.

Y eso es lo más importante, ser consciente de eso.

Es más sencillo no esperar nada, o sí esperar algo, pero no con demasiadas expectativas o deseos por alguien o alguna cosa, porque se entiende que todo puede pasar.

Si se aceptan las vivencias como vienen no ocurre eso.

Si fallece alguien que quieres, es un acontecimiento difícil, pero entiendes que la vida es así, que todo el mundo está de paso, que todo lo que nace muere algún día, que somos seres finitos, terminales.

Que por eso, lo importante es vivir lo máximo posible, disfrutar lo mejor que se pueda de las personas o experiencias y vivencias que tengamos la oportunidad de conocer, para luego no tener que arrepentirnos de no haberlo hecho o vivido. Ya que a veces a algunas personas les ocurre eso, y ya no hay manera de recuperar lo perdido, porque la memoria pasa, y aunque se recuerde algo, la experiencia es lo único que permanecerá.

Me dices que en el caso de que tu pareja te fuera infiel, y que te dejara por otro, que ese hecho no lo aceptarías bien.

Y te comento que creo que lo importante es intentar estar tranquilo y respetarlo, e intentar aceptarlo con el tiempo para estar feliz, pues todo lo que existe es temporal.

Como en el caso de una muerte: es un hecho más difícil.

Alguien desaparece para siempre; una pareja puede ir y venir, si está viva.

Depende cómo se enfoque.

De todos modos, creo que es por el apego que creamos y tenemos por las personas por lo que sufrimos.

Por ello, opino que el el budismo acierta en que:

El desapego es lo mas importante para ser feliz

La navidad y el Año Nuevo/ Zorionak eta Urte berri on!

Recuerdo cuando era pequeño que vivía las fiestas navideñas de una manera mágica, llena de ilusión y esperanza por abrir regalos y descubrir emociones nuevas dentro de una vida idílica sin serlo.

 

Ahora, toda esa fiesta de la Navidad, se ha convertido, es cierto, en un mercado lleno de consumo donde el dinero impera más que el detalle de un pequeño regalo artesanal que se recordaba mucho más que algo comprado en unos grandes almacenes, por ejemplo.

Los regalos parece que ya no tienen ni el mínimo recuerdo del pasado, cuando era un niño, sorprendido por la sorpresa de abrir el regalo, de lo que iba a descubrir en su interior. Ahora está todo envuelto en un halo, aire consumista, sin emoción siquiera.

A pesar de ese gran cambio, siempre se puede observar y mirar hacia lo sencillo y lo bonito de los valores, más allá de todo lo simbólico y religioso de la Navidad.

 

Masculinidad tóxica

Por la tarde, llegando a mi casa, acabo de escuchar el primer petardo en mi barrio, y me recuerda, de nuevo, a esa estúpida tradición (un ejemplo también, de la masculinidad tóxica) que se reproduce cada final y comienzo de año.

Con ello no se quiere decir que las mujeres no tiren petardos… Pero el patriarcado, como la masculinidad, supone e impone poder, competitividad, agresividad, violencia, y los cohetes (al menos para mí, y creo que para muchas personas, no solamente para los animales como los perros, de los que se habla) son elementos hostiles, peligrosos, molestos y nada agradables.

Además, nadie tendría por qué exponerse a ese peligro (ni tener que sentir temor o amenaza) cuando algunas personas inconscientes, en espacios públicos, los utilizan en fiestas o celebraciones vulnerando la libertad de ir con tranquilidad por la calle (aquí veo, por ejemplo, una relación con la vulnerabilidad de las mujeres y las personas que no son normativas cuando van solas, que se exponen a violencias, delitos de odio, etc…).

Por eso creo que no sé si la solución sería prohibir los peligrosos petardos, porque prohibir algo no evita su uso (se observa obviamente en muchos aspectos como el narcotráfico, la prostitución, las violaciones de los derechos humanos…), sino habilitar espacios seguros en los que utilizar esos “divertidos” (para algunas personas) elementos.

La golondrina

La obra reúne a dos personajes, Amelia y Ramón.

La primera, una gruñona profesora de canto, recibe en su casa a Ramón, quien desea mejorar su técnica vocal para cantar en el memorial de su madre fallecida recientemente. La canción elegida tiene un significado especial para él y, al parecer, también para la mujer quien, a pesar de sus reticencias iniciales, accede a ayudar al joven alumno y descubrir la relación que tienen entre los dos.

Resultado de imagen de la golondrina teatro

Una obra de teatro que me ha encantado por su emoción, el amor y la ternura de algunas escenas que se mezclan con una interacción conflictiva en algunos momentos, entre los dos personajes desconocidos, que más tarde, van conociéndose poco a poco y descubriendo que tienen mucho más en común en sus vidas de lo que parecía al principio.

Navidad

La Navidad se acerca lentamente. Pero ya no siento ese sentimiento como antes, cuando de pequeño, parecían unos días muy felices, pero que cada año que transcurre, los encuentro menos apetecibles, más insípidos… La infancia y los regalos me recordaban que nunca había que dejar de soñar, ni de sonreír en este mundo, como en el pasado de inocencia y magia.