Liberated: The new sexual revolution (Benjamin Nolot, 2017)

Esto es un documental que muestra las vivencias desde el punto de vista heteronormativo, una serie de biografías de jóvenes heterosexuales, que viajan a Panama City Beach, en Florida, para vivir experiencias sexuales y hablan sobre cómo ven la sexualidad, la violencia en las relaciones que tienen entre ellos, cómo entienden el sexo o el amor en la sociedad actual, donde todo va muy rápido y la velocidad es muy intensa.

En el reportaje aparecen chicos que ven el sexo como algo muy importante, donde el tamaño del pene es algo que valoran mucho, y que las chicas sean vírgenes. Los retos  competitivos que tienen entre ellos para ver quién se folla a más tías en una noche, etc.

Las chicas también quieren sexo al igual que los chicos, pues hoy en día, se ha conseguido una revolución sexual muy intensa y no hay tantos miedos o prejuicios a la hora de tener sexo y desarrollar la sexualidad de una manera normalizada.

Ellos dicen: quedas con ellas, las conoces y seguramente la primera vez tienes sexo con ellas. Es algo fácil. Para los chicos es siempre el objetivo: llevárselas a la cama. Follan y se marchan, sin ningún sentimiento, sin romanticismo o empatía.  Les gusta tener orgasmos, disfrutar de las chicas. Son muy machistas los discursos que hacen porque no empatizan, piensan, ni son críticos con lo que ven, piensan, leen, escuchan o ponen en práctica.

Hablan de lo físico, de lo importante que es éste para conseguir atraer, desear, gustar, tener sexo y conseguir una buena imagen de sí mismos.

La belleza significa ser más guapo que el otro, tener más músculos o dinero. Existe un extremo narcisismo. Es una banalización del sexo, le quitan la importancia que pueda tener como algo más profundo. Para ellos no sirve de nada, es como una cosa más. Puedes hacerlo y no sentir nada, más que sentir un placer instantáneo, efímero. Y así en los futuros líquidos encuentros sexuales.

Resultado de imagen de the new sexual liberation movie

Todas las noches se lían y follan en las playas, sin importarles lo que pueda pasar. Es una fiesta constante cada día. Tres o cuatro chicas cada noche y no creen en encontrar a alguna que les quiera ni en el amor.

Es sólo sexo, no hay amor. Follan y se van con otras. Las cartas que se escribían antes para realizar declaraciones de amor ya no existen. No sirven para nada. No hay amor. Vienen a divertirse sin pensar en el futuro ni en compromisos. Es todo efímero, como la idea del amor líquido, de la posmodernidad del sociólogo Z. Bauman.

Las chicas dicen que el amor es ficticio, que es algo creado por la sociedad. La sociedad actual pasa del amor, porque encontrar un tío para follar es más fácil que tener novio.

Un constante abuso del deseo, como algo ignorado sin importancia de la erótica.

Imagen relacionada

Una chica compara la revolución sexual de los años 60 con la actual, en la que importaban las emociones todavía, porque les importaban las personas, querían estar con ellas. Existían unos sentimientos que, actualmente, dice, no son imprescindibles. Porque ahora ya no importa el amor ni las relaciones. El amor no existe.

Los expertos en el tema, explican que hay ambivalencia entre sexo y amor, y que las relaciones no son como antes, que las mujeres tienen más libertad, porque antes eran ellos los que dirigían si hacer o no el amor, o cuándo hacerlo o no. Por eso,  dicen que no tienen que tener un sentido las relaciones o encuentros sexuales triviales entre los jóvenes.

Dicen que el sexo trivial debería ser una experiencia muy especial para los jóvenes, pero hay que comprender los mensajes que les muestra la sociedad de lo que dicen ser hombre o mujer en la sexualidad a través del porno, la televisión, los videojuegos, las películas de Hollywood. los deportes, que hablan de la masculinidad, que dicen cómo ser hombre, la idea de la virilidad, el poder, el control de los demás: más mujeres, más sexo.

Imagen relacionada

Sale una escena en el cine, donde se ven escenas de chicos en un grupo que no son aceptados si no quieren follar a una chica. Porque les dicen que son unas “nenazas” si no lo hacen. Es el problema de la educación que se ha tenido, centrada en el machismo que discrimina a las personas que no son lo que dicta la norma o la moral.

En todo momento, los hombres que actúan bajo esos estereotipos y prejuicios que han construido por causa de una educación machista, quieren probar su masculinidad y la fuerza que tienen, comparándose con los demás. El estar con la chica más sexy, tener relaciones sexuales con más chicas, les hace sentirse mejor, más poderosos y capaces.

Algunos incluso, no piensan en su salud sexual, y afirman haber tenido sexo sin protección. Es muy grave esa situación, como el  chem sex que algunos hombres.

Otro tema muy recurrente y que siempre está relacionado con la sexualidad en la adolescencia, es la virginidad. Realmente es un concepto erróneo e inexistente, pues nadie es virgen ni deja de serlo. Es una construcción social de que hay que perder la virginidad la primera vez que se tiene una relación sexual con penetración… Pero, entonces, las personas que no tienen sexo con penetración, como las lesbianas, ¿son siempre vírgenes? No tiene ningún sentido el término virginidad. No existe. Sólo es una manera de hacer creer a los hombres, sobre todo, de que son más hombres cuanto antes la pierdan…

El tema de la violación también está reflejado: los hombres al ser educados en la violencia, en que tienen que ser fuertes, suelen ser más capaces de violar y violentar a las mujeres cuando el alcohol o las drogas están presentes en esas situaciones de mayor vulnerabilidad. Las mujeres se sienten presionadas por los hombres en la mayoría de las experiencias. Y realizan cosas que realmente no desean, para quedar bien. Ellas ven que es natural, que se ha normalizado el que las puedan coaccionar y tocar, porque ellos tienen aprendido que es lo normal, manejarlas y dirigirlas.

Es decir, la intromisión sexual se ha introducido como algo natural. Parece que ellos pueden hacer lo que desean con ellas sin pedirles permiso.

Por lo tanto, vivimos en una cultura de la violación, donde estos hechos ocurren de forma habitual y normalizada.

El objetivo, es conseguir una educación en igualdad y en valores humanos, donde el respeto a las personas sea algo imprescindible para deconstruir todas estas conductas que van contra los derechos humanos. Cambiar los patrones y actitudes machistas en conductas de equidad.

Anuncios

Tetsuya Ishida: “Autorretrato de otro”

Después de dar una nueva vuelta por el parque de El Retiro, en Madrid, sobre las diez de la mañana que abrían las puertas de las exposiciones, me detuve a observar El Palacio de Cristal, donde se encontraba una exposición de esculturas con un estilo clásico, y después, fui a la exposición que se encuentra en el Palacio Velázquez.

Es una obra llena de alineación, de las máquinas del japonés Tetsuya Ishida, que nació en 1973 y falleció (posiblemente por suicidio) en 2005.

 

Muestra la decadencia del capitalismo en el que vivimos, el excesivo desarrollo de la tecnología y cómo puede llegar el ser humano a depender de ella, eliminando nuestra autonomía. Destruyendo la comunicación real, utilizando ordenadores y elementos tecnológicos que nos dominan, nos acorralan sin permitir vivir de manera natural.

¿Masculinidad o feminidad?

¿Qué significa ser masculino o femenino?

A través de la larga historia vivida, los seres humanos hemos aprendido a ser hombres y mujeres con determinados límites morales, culturales o sociales, que han determinado nuestra conducta, nuestros valores y pensamientos, en definitiva, nuestra vida.

Servicios públicos en El Retiro

Y hay que deconstruir éstos, para que cada persona pueda vivir de forma libre, ya que tiene su única manera de sentir, de ser, de entender. Sin límites emocionales, que se pueda llorar como reír, sentir expresar lo que se siente, para que se puedan gestionar mejor las emociones y los sentimientos.

Lograr ser una mujer y un hombre íntegro, expresando todas las emociones y todas las partes que tienen para poder construirse y tener un crecimiento personal.

Desde que somos pequeños nos programan la vida, y según vamos creciendo vamos perdiendo esa esencia única por amoldarnos y adaptarnos a la sociedad.

Debemos deconstruir nuestro programa imaginado, para mantener o volver a ese espacio personal, de paz y sabiduría, para poder volver a ser libre. Tanto la capacidad de asombrarse, de sorprenderse, como la de la imaginación vamos olvidando, por causa de las presiones sociales, laborales o familiares.

Terezin, la mariposa

El domingo, antes de regresar a casa, antes de coger el autobús (que llegó con retraso casi dos horas más tarde de lo previsto), decidí visitar, por casualidad, el Parc des Enfants Lac Marion de Biarritz, donde estuve leyendo y paseando por los caminos que tiene, cuando de repente, sentado en un banco aparecieron unas cuantas mariposas mientras leía el libro “El alfabeto alado”, de Mario Satz, un escritor que relata diferentes historias con la misma protagonista: la mariposa.

Vista del lago en el parque

Los relatos están creados desde diferentes sitios en el mundo, con diferentes personas que tienen experiencias con algunos de estos seres vivos tan especiales, símbolo de la transformación o el cambio.

Mariposa que se instaló en el césped

En el parque, una de ellas llegó hasta donde me encontraba, y se detuvo en el suelo, manteniéndose detenida durante un tiempo, en silencio, como observándome mientras leía.

En ese instante inmediato, en ese espacio tan tranquilo y natural, sentí algo, como una sensación de luz, emoción envolvente de felicidad.

Ese sentimiento lo había tenido en otras ocasiones anteriores, pero cada vez que ocurre es algo único, diferente.

Algo nuevo nace, aparece, sucede y muere. Los momentos permanecen durante un tiempo; después perecen, con el tiempo. Todo transcurre y pasa.

Noté algún signo de que algo ocurriría, de que podría haber un cambio en mi vida, una renovación.

Después, la mariposa se unió con otro grupo de similares, y volaron jugando en el aire, encontrando su propia libertad.

Camino del parque

“Bingo” (Daniel Rezende, 2019)

Descubrí por casualidad una gran película sobre el humor y el éxito. También se puede hablar de las relaciones familiares, entre madre e hijo.

Se trata de las vivencias de un actor fracasado, llamado Augusto, que pierde el empleo que tenía y busca uno nuevo. Por casualidad, encuentra un trabajo en la televisión para ser el payaso más famoso que existe en un programa para la infancia. Tiene un hijo y una madre que también está deprimida por la decadencia vital que tiene tras ser una gran actriz en su juventud.

Resultado de imagen de bingo pelicula brasileña

A pesar de ser conocido por todo el público en los medios de comunicación, al estar oculto por maquillaje y ropa de payaso,  no tiene el éxito que pretendía, y se frustra poniendo en peligro su vida y la de su familia: dejar de cuidar a su hijo y a su madre de manera adecuada, ya que consume estupefacientes, sobre todo tabaco, cocaína y alcohol.

Por conseguir el éxito, puede perder la capacidad de empatizar con la gente que le quiere y de amarles. Busca en el exceso de las drogas conseguir el éxito.

Políticamente incorrecto

Una fotografía de la exposición

Por casualidad, una tarde de paseo, encontré con unos amigos, esta exposición en la que estuve el pasado miércoles, día 12 de junio.

Fue la inauguración de la muestra de varios artistas llamada ‘Políticamente (in)correcto. El cuerpo como manifestación política’, que se encuentra en las Juntas Generales de Bizkaia, en Bilbao.

La colección, formada por unas obras expuestas de diferentes artistas, son pinturas, fotografías y algunos collages, que muestran la diversidad sexual y funcional que existe en la sociedad.

También expresan las emociones que sienten y experimentan las personas de una manera no normativa. Por ejemplo: una mujer con diversidad funcional aparece en una instantánea en blanco y negro, sentada en una silla de ruedas, de manera natural, desnuda, dando un toque de erotismo, sin ningún estereotipo; unos hombres aparecen maquillados, vestidos olvidando los roles de género; en otra fotografía se muestra una relación cariñosa y tierna entre dos hombres semidesnudos.

Creo que es importante darle visibilidad a estos colectivos tan poco valorados hasta hace pocos años, ya que se ha minusvalorado demasiado durante toda la historia a minorías que eran discriminadas, y por lo tanto, olvidadas por la sociedad.

Como conclusión, me pregunto: ¿Una persona con una diversidad no puede tener relaciones sexuales? Parece que desde siempre se les tenía repudiados y encerrados como si fueran personas con trastornos mentales o fueran peligrosos. Al igual que con la diversidad sexual o cultural, al ser diferentes se odiaba o a las personas no heteronormativas se las tenía miedo, porque pensaban que podían contagiarse, porque se pensaba que era algo patológico o vírico, como con el VIH.

Todas esas ideas erróneas por causa de la moral, la religión, los prejuicios y estereotipos que han existido, han hecho mucho daño a las personas que no han sido normativas en la sociedad.

Por eso, es importante tener una educación en valores de respeto y tolerancia con lo que es desconocido, para intentar empatizar, ponerse en el lugar de las demás, y tratar de comprenderlo y verlo como algo normalizado.

Escribir una leyenda

Amanecer nublado

El día amanece nuboso, el sol aparece y desaparece cada poco tiempo. También hay sensación de día de invierno, con un ligero viento.

Él se despierta pronto, de una manera extraña, con una sensación de que no he dormido demasiado. En realidad es cierto, pues ha madrugado, y la noche anterior se ha quedado hasta muy tarde viendo un documental sobre la guerra civil española. Un documental realizado en color, algo insólito hasta ahora. Pues como la vida real es en color, y no en blanco y negro, una serie de personas creativas, ha decidido elaborar una reestructuración de imágenes de la época con sonidos reales pero adaptados y mejorados en calidad sonora y visual.

Él desayuna y se viste con un chubasquero para ir a andar. De momento no llueve, pero cuando va llegando a la playa de La Arena, empieza a lloviznar. Al cabo de un rato, deja de llover y sale el sol, rodeado de nubes en todo momento. Se observa el arcoíris también, que está en su máximo esplendor. Aunque unos minutos más tarde, va desapareciendo lentamente, hasta no visualizarse.

Sigue caminando por la playa hasta llegar a Pobeña. Bebe agua de la fuente que hay al final del puente, y empieza a subir las escaleras para dirigirse al paseo del acantilado. Arriba ya, después de atravesar unos charcos de agua que están llenos de barro y hojas (se lamenta un poco de ello porque sus zapatillas se manchan y mojan) empieza a llover bastante. Y piensa en regresar hacia atrás, pero decide seguir durante un rato más. Realmente, quiere seguir, desea experimentar el lado salvaje en la naturaleza, como ha vivido y sentido en otras ocasiones: el hecho de mojarse mientras la lluvia cae, es una gran sensación de libertad, dejando atrás los miedos y tensiones emocionales, mojándose el cuerpo y la cabeza, aun a pesar de llevar ropa impermeable.

IMG_20190611_145229

Fotografía de un calendario

Cuando llega al punto intermedio entre Pobeña y Cobarón, decide pararse y observar el entorno lluvioso que hoy existe en el lugar, porque normalmente lo ve soleado, o sin lluvia. Entonces, decide realizar algunas instantáneas para recordar el momento y regresar.

Cuando baja las escaleras, a paso ligero, y llega al aparcamiento, pasea por el humedal que hay y piensa en la fotografía, que cree que es de los años 70, tomada a una mujer y un niño, vestidos con la ropa de la época: ella con una falda y una chaqueta como de lana o punto, con el pelo largo rubio, y el niño, con unos pantalones cortos, al otro lado del puente pequeño que separa el mar de la marisma boscosa.

Al regresar, mira su teléfono, y entabla una conversación por el WhatsApp con un conocido que conoce desde hace tiempo, y le dice que vuelve a casa, que está sudado pero que no puede ducharse porque están haciendo obras en su baño.

Suena el timbre. Se abre la puerta. Entra en su casa. La televisión se encuentra encendida: están dando algún programa de entretenimiento, nada importante.

Él le dice que quiere besarle, él le besa suavemente.
Es un erotismo trascendental, donde lo intenso y voluptuoso aparecen y se desarrollan.

Es una relación sapiosexual, donde la conversación sucede de manera natural, fluida y es profunda e intensa.

Diálogo inconsciente

Son diálogos que permanecen entre los dos puntos unidos.

Hay nubes de colores, y un sol que quema sin sombra…  La sombra es lo mejor del sol.

Menuda conversación te he dado. Pero me encanta.
Quizá llueva, quizá no. Quizá recuerde, quizá no.

A veces llega, a veces no. Otras desaparece sin saber quién es o no.
Hay viento y nubes grises; me he librado del agua.

Un misterioso paraguas con borlas de colores ha aparecido ahí dentro, dentro del cajón. Nadie me advirtió de que fuera ese objeto que protege del agua cuando llueve.

Te deseo suerte…

Jornada: “Innovación y Gestión de la Diversidad Cultural”

Ayer estuve viendo a Sitapha Savané y María José Jiménez Cortiñas, unos activistas que estuvieron ayer en la sala Bilborock de Bilbao.

Era el Día Internacional de la Diversidad Cultural y se celebraba con dos personas muy entregadas a los derechos humanos en el mundo.

Ella, que estudió Trabajo Social y Humanidades, es una gitana gallega, conocida como “Guru”, que utiliza lo que ella llama “pedagogía ingrata”, porque muestra los hechos como son, sin disfrazarlos, ya que pone en cuestionamiento los privilegios que se tienen desde el sistema heteronormativo blanco y rico, el poder superior de los “payos”. Por eso habla de la necesidad de un activismo antirracista y feminista.

Es presidenta de la asociación “Gitanas Feministas por la Diversidad”  y siempre ha estado vinculada a la integración de las gitanas en la sociedad.

Dice que faltan políticas que realmente cambien la sociedad desde la educación, las ONGs, las asociaciones o la política.

Él, Sitapha Savané, nacido en Dakar en 1978, es un deportista que enfoca el tema desde la inclusión en el deporte. Comenta que el que tiene el poder tiene la capacidad de modificar la sociedad. Que existe mucha ignorancia, clasismo y racismo.

La relación que tiene con el deporte viene desde que es un niño y se relaciona con niños “blancos”, no racializados.  También entablaba relaciones entre senegaleses y libaneses. Prejuicios hacia los que son “blancos” por ignorancia.

Dice que cuando empiezas a conocer a las personas en la infancia, es más sencillo, ya que en el deporte también es más fácil aprender, porque se realiza jugando. De adultos es más complicado, pues ya se tienen mayores prejuicios construidos por la experiencia.

Cualquier minoría es discriminada sino es heteropatriarcal o normativa.

Si pudieran votar en las elecciones podrían tener mayor participación en la sociedad para cambiar el sistema.

Un jugador negro por tener dinero se ve como alguien bueno, pero si es un gitano, no es visto de la misma manera. A éste se le ve mucho más racializado.

Al aprender la lengua no consiguen trabajo como una persona autóctona. O les contratan de manera irregular. Les engañan diciendo que sí tienen un contrato, pero no es cierto.

Siempre les señalan o acusan si vienen de otra cultura. Los medios crean esa imagen clasista y racista.

Resultado de imagen de diversidad cultural

La educación tampoco ayuda, porque no tiene ningún plan para visibilizar las diferencias culturales y diversidades. Por eso existe tanto absentismo y fracaso escolar. Existe una discriminación por la diferencia incluso dentro de los mismos colectivos y grupos culturales o sociales.

El egoísmo enorme que existe en las personas hace que no se respeten y comprendan. Por todo ello, es imprescindible respetar para entender y comprender, ya que la diversidad construye y enriquece.

Idealismo

No me lo planteo,
Las cosas van más allá,
Pero, ¿no te pasa que suele ocurrir esto?
A mí casi siempre.
Algún chico que parece interesante. Y se coincide en eso.
Aunque no debería ser tan importante
Nunca encuentro eso,
Todo es importante,
O fuma,
O es muy diferente a mi,
O tiene novia,
No sé yo… odio el humo del tabaco.
Besar a alguien que fuma es muy desagradable,
Y la higiene es imprescindible.
Algún día, llegará la persona adecuada… si es que existe.
También es verdad que idealizamos demasiado todo,
Aunque ya no tanto.

De hecho, no me había hecho expectativas contigo porque, aparte que no nos hemos ni conocido, sólo hemos hablado cuatro palabras.
Quizá lo verdadero sea tener buenas amistades
Al fin y al cabo no te limitan tanto.