La melancolía…

… él se encontraba tiernamente entumecido entre un sofa y una silla. Aparentemente no tenía sentido alguno aquella situación, pero viendo que había estado consumiendo alguna pastilla para poder dormirse no era extraño que se encontrase de tal manera. Siempre que no podía dormir, tomaba varias pastillas seguidas… Consiguiendo estados alterados de conciencia muy agradables para él…

Es parte del ritual diario de muchas personas, ya no nos extraña. Quizás haya cosas peores que esas, a saber: chutarse caballo en el salón delante de tus hijos, recorrer las calles y ver a miles de personas borrachas y yonkis que se esfuerzan por contener el mono… por mantenerse en sus cabales cuando no lo consiguen… La droga concede esos pequeños regalos a todos los que la consumen… Por eso decía que no era para tanto lo de Halitosio Bajezas comparándolo con todo ésto… ¿Qué importa tomar unos pequeños comprimidos de tranquilidad mientras muchos seres se están entumeciendo con sustancias más dañinas? No pasa nada… Halotosio es fuerte…

La mañana siguiente no se levantó durante la jornada harapienta en la que vivía desde hacía meses. Estaba recibiendo ayudas económicas para poder subsistir porque no encontraba un trabajo digno de mención. Al menos eso decía él. Algunos creen que no quería trabajar, no lo sé…

Cuando alguien hace algo que en la sociedad no se ve bien, le juzgan y lo excluyen de los demás… Pero no creo que sea así siempre. Hay casos en los que es posible poder realizar cosas diferentes y poco a poco se van aceptando entre todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s