La vida como meta.

La vida me trae cada día algo diferente para que aprenda.
Viajo por la mente, viajo por el mundo conociendo distintos puntos de vista, diferentes culturas… que me hacen comprender cada vez mejor por qué estoy aquí, por qué soy así.
La vida me conmueve cada día con sus sonrisas y sus lágrimas. Éstas son las que me hacen entender y discernir las cosas que ocurren. Son un gran regalo para mí. Me conmueven profundamente, me hacen mejor persona.

Noche taciturna

Las luces de la ciudad permanecen encendidas.
Los coches se oyen a lo lejos pasar por la carretera.
Las personas yacen en sus camas descansando un día lluvioso de fin de semana.
Veo películas en la noche oscura; observo atento cómo llueve por la ventana.
Pasan las horas, el tiempo es frágil momento pasajero.
La luna vive instantes eternos llenos de luz gris. Me relaja mantener la mirada perdida en ella…