Terminando la mañana…

… Me decía a mí mismo que no era real, pero lo era. En realidad sí lo era…
Jugaba con el poder de la imaginación, pero ésta me decía que no se puede jugar de esa manera tan extraña, que al final todo termina como comienza…

¿ Por qué es tan extraño todo?

¿ Por qué es tan sublime todo?

Anuncios