Deseos

A veces encuentras que todo es fantástico, que todo es aceptable y perfecto como es. Sin embargo, en otros momentos nada te parece real ni trascendente. Al contrario, todo se llena de opacidad.
El brillo y la opacidad se mueven en un carrusel de idas y vueltas continuas.

Permanentes silencios capaces de subrayar tu vacío o tu granito de arena en el mundo…
Permanentes movimientos… Todo y nada permanece quieto: quiero, quieres… queremos…

El amor parece un hilo muy fino entre dos alfileres…
El odio permanece junto a él, desprendiendo pequeñas dosis de ansiedad y palabras malsonantes y faltas de respeto y afecto.
Todos querían vivir allí sin tener que pasar esas pruebas tan duras…
Ninguno quería soñar con estas pruebas tan duras…

Anuncios