Principe Real e Praça das Flores

Ela, a lua, o sol…

Ele, o vento está com o ar…
Tudos juntos no jardim. Os arvores sao tristes, mais a luz é boa.
As janelas das casas estao fechadas e os autocarros e os carros movimentan-se pela rua.
O sonidos dos carros e das aves estao aqui, comigo, no jardim.
O verde é um cor natural.
O azul é o ciel mais o eterno da vida.

– Quem save onde está?
– Ninguem save-lho.

Eu acho que a vida é simples, eu percibo-lha agora, no presente.
Ser na rua, sozinho, vou pensar.
Ter a paciencia  para vir e ser.

La fuerza del corazón

La fuerza del corazón es la intuición que existe en la vida… La intuición es la fuerza del corazón…

El corazón dice la verdad…

Quizás es un simple soplo de aire que quiere expresarse solamente por un segundo determinado. Pero el deseo de expresar ese pensamiento primero, sentimiento y emoción después, puede ser el objetivo de ese único momento.

Quizas todo esté hecho para terminar, para empezar y acabar de repente.

Quizás las cosas no tienen ningún sentido, ninguna finalidad… Siempre creemos que todo debe tener algún sentido, pero tal vez no sea así, de alguna manera puede no tenerlo.

Lo material es efímero, no tiene mucho valor espiritual ni emocional, a pesar de que casi siempre pensamos que lo tiene y que debemos de encontrar alguna cosa importante en ello.

Quizás lo tenga, quizás no, pero el pensamiento no nos deja ver la realidad, lo que realmente tiene importancia en ello. Por lo tanto, nunca somos conscientes de lo real. El pensamiento es lo real que vemos, pero no es la realidad eterna y verdadera para los demás.

Es nuestro mundo disfrazado con máscaras ignorantes.