Cuestiones sin sentido

rodin2

‘El pensador’ (A. Rodin,1880)

 

Preguntarme todo demasiado no es bueno. No es sano darle vueltas a las cosas…

A veces me dicen que pregunto demasiado pero no respondo sobre mí.  La gente se abre a mí pero yo no a ella; espero demasiado de los demás; soy celoso, visceral e impaciente. En ciertos momentos no tengo paciencia. Aunque para unas cosas sí la tengo; para otras, no.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s