‘El infierno’ (Claude Chabrol, 1994)

Imagen

 

Los celos no suelen ser sanos. Se pasa mucha angustia. Se tiene mucha ansiedad. Se pierde mucha energía en ello.  Es mejor hablar las cosas sin miedo, comunicarse de manera adecuada. Pero es algo que cuesta. Y es una gran enfermedad mental.

Cuando un hombre se pone celoso de una mujer, con motivos o sin ellos, no hay felicidad, no hay paz mental. Y es poco probable que exista un final feliz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s