Sonreir a la vida

El día 16 de noviembre, al mediodía, un domingo, conoce por Internet a alguien con el que irá al cine y quedará para cenar otro día, ya que parece haber conexión entre ambos. Ven ‘Orígenes’, una película interesante sobre el destino.

Es feliz en esos momentos, pero cree que aún no conoce el verdadero amor. Quizá está idealizada su idea del amor. La idea romántica, según ha leído hace unos días en un artículo de opinión de un periódico, es errónea, o al menos, no como la suelen ver las personas, pues suele ser algo más voluble e incierto.

Preguntarse las cosas como hace la retórica carece de necesidad, pensar demasiado no tiene sentido. Tal vez sea mejor descubrir sin preguntar lo que ya se puede saber. Porque preguntar sin saber es coherente. El humor que tenía le gustaba, pero en otras ocasiones le producía cierta duda. Esa inseguridad le hacía dudar de la supuesta conexión con que en principio existía, si realmente se trataba de una profunda relación bonita. Aún más para no pensar en ello.

… Otro día cualquiera, en casa, con otra persona diferente, compartir un café, un té, bebidas calientes en un invierno frío, puede ser más interesante que estar en la calle pasando frío. Refugiados con la estufa, sentados en el sofá, viendo películas subtituladas, o quizá mejor, en versión original. Charlando sobre temas trascendentales. Las cosas banales no parecen suceder en esos instantes eternos.

1 de febrero de 2015.

Despedida inminente, pues ya no quiere continuar ese juego empezado el 16 de noviembre. Abrazos opacos y poco claros. Pocas palabras. Desunión. Se pregunta si logrará ser algún día amistad verdadera…

‘In lieu of flowers’ (William Savage, 2013)

2BC0JHyJvUA5a7SvDxf5G6vPe1O

Con la pérdida del amor que se supone eterno, se empieza a sentir la soledad; un amargo sentimiento que subyace se convierte en melancolía. La nostalgia aparece.

Dos personas se encuentran por un destino común: la muerte de sus parejas. El lugar: un grupo de apoyo en el duelo.

La vida parece dar varias oportunidades para aprender, para soñar. A veces se pueden ver; otras no se es capaz de comprenderlas, o por el hecho de no ser consciente en ese momento.