Sobre la vida animal doméstica

Unas nécoras, cigalas, cangrejos o lo que sean, ya que no distingo muy bien entre los distintos tipos de marisco, están vivos en el fregadero, viviendo sus últimas horas, desconociendo su porvenir, su futuro incierto. De hecho, su futuro no existe. Esos seres marinos van a ser asesinados, hervidos en la cazuela sin poderse defender.

Es muy duro sentir esa vulnerabilidad para mi. Es algo cruel. Un instante en el que pones el fuego y poco a poco van pereciendo por el calor, poniéndose rojos esos seres cuya meta era vivir en el mar tan tranquilos.

El ser humano con los animales se comporta de un modo extraño. Los asesina para comer o por gusto: véanse los toros, entre otros ejemplos.

Si somos humanos, tenemos razón para discernir en principio la realidad, ¿por qué se cometen tantos actos injustos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s