Intentando encontrarme

¿Por qué es tan difícil estar tranquilo? Sentir que alguien me cuida, me quiere, me ama… 

Siento incansablemente esa intensidad que me llena cada momento de la vida. Esa ansiedad por lograr momentos intensos profundos, por conseguir un estado de eterna felicidad que sé que no existe, pero lo anhelo desesperadamente. 

No me canso de intentar lograr algo que me evada de la realidad, de soñar cada momento, de inventar situaciones y paisajes lejanos, pasados y abstractos que me llenen de alegría y satisfacción.Y cubrir mi mente de sensaciones frescas donde mi cuerpo se sienta bien em cada momento. Es una idea idealizada del mundo que me rodea, una paranoia.

Sin retorno, sin objetivos

Veo que las personas no se corresponden con lo que se piensa de ellas. Todos tenemos un mundo propio en el que soñamos nuestros propios sueños independientemente del mundo exterior que nos rodea. Y cada cual sueña los suyos, sin pensar en los de los demás, sin llegar a observar desde fuera, de manera objetiva, lo que encierran en su mundo interior. Como los niños pequeños que juegan sin pensar en el mañana, en el futuro próximo que amanecerá temprano, cuando hayan visto crecer sus cuerpos y su capacidad de abstracción sea otra, mucho más elaborada y compleja.

Entonces se darán cuenta, o quizá no, de que la vida tiene más detalles de lo que pensaban. Y ahí empieza todo…