Decadencias

Ese ambiente pasado y decadente me fascina. 

Me fascinan las ruinas, verlas todas superpuestas en ese lugar insípido y olvidado por la historia.

Me encantan los espacios que habitan en las ruinas, espacios solitarios y abandonados. Entendía que todo era perfecto en ese sitio, y que recordaba el pasado como si fuera presente demolido.

Anuncios

Una cita inesperada

Saliendo del trabajo quedo con Iñaki, un chico de Vitoria que ha venido a la playa de Muskiz a pasar la tarde y que luego se queda de fiesta en Santurtzi. Nos reunimos a las siete cuando salgo del trabajo y empezamos a charlar de todo un poco. Me comenta que la semana pasada había estado con otro chico pasando la noche de fiesta. 

Estuvimos con mis amigos también y me divertí bastante. Luego fuimos a la playa pero no hacía muy buena temperatura para meterse en el agua y estar allí, así que nos quedamos hablando en el coche y después me trajo a casa. Fue un día diferente y de emociones especiales. estuvimos a gusto y me pareció una persona muy interesante con la que se podía hablar de muchos temas.

Poesía psicodélica

​    …  me voy a perder  un rato por jardines suculentos donde las aguas tibias y frescas se mezclan en lo salvaje. El camino psicalíptico  me lleva hacia rutas salvajes.

… y se recuerdan experiencias del pasado en un pasaje psicodélico. Conversando con mi amigo Miguel, que vive en J., encuentro un alivio sintomático muy positivo. Me relajo y llego a calmar mis emociones que se comvierten en sentimientos tan fugazmente tranquilos.