CSNY Déjà Vu (Bernard Shakey, 2008)

Crosby, Stills, Nash and Young, es uno de los grupos que ha marcado historia y ha conseguido un gran éxito en la fama del rock, desde los años 60, al igual que otros como, por ejemplo: The Beatles, The Rolling Stones, The Doors, Pink Floyd, o artistas en solitario como David Bowie, Patti Smith, Kate Bush…

Resultado de imagen de Crosby, Stills, Nash & Young

En aquellos tiempos, en los que había un deseo y una ilusión por el amor libre, la libertad sexual o la paz mundial en todo el planeta, muchas bandas de música transmitieron todas esas emociones y esperanzas con todo el desenfreno que tuvo lugar en aquella época.

Todos estos grupos musicales (y muchas personas anónimas que les seguían – fans, fanáticos, incondicionales, admiradores, idólatras, groupies…- en las masas sociales que se crearon en la segunda mitad del S.XX) quisieron cambiar el mundo de una manera pacífica, promoviendo mensajes de respeto, amor o tolerancia entre todas las etnias o las diversidades culturales. Luego, también aparecieron gurús que eran adorados como dioses, como maestros de algo que aún no se sabía qué significaba, que querían cambiar el mundo de la misma manera, por arte de magia. Pero con el tiempo eso cambió, incluso muchos desaparecieron, para no volver jamás, y otros, convirtiéndose en adultos y conservadores empresarios, pasando de ser hippies a yuppies, perdiendo la esencia de la rebeldía que habían tenido en su juventud idealista, soñadora e inocente.

Sin embargo, algunas bandas de músicos, como CSNY, han mantenido ese espíritu y esa ilusión por el cambio del mundo (desconozco si sigue la misma profundidad en sus ideas tal como eran, pero en principio, parece que mantienen sus principios y valores) hacia estados de bienestar, paz y felicidad. Parece que confían en que a pesar del capitalismo (en el que ellos están también), y la existencia de las guerras, la de Vietnam, en su momento, posteriormente, la de Irak o Afganistán, se puede modificar la conciencia de la sociedad en el mundo.

Quizá en los años sesenta no se consiguió demasiado; tal vez fue un sueño que no se pudo realizar, pero ahora ellos han continuado, de nuevo, intentándolo, creyendo en ese posible, real y cercano cambio. En donde no existan las guerras y la sociedad esté llena de tolerancia y paz. Porque si se intenta conseguir algo, es importante ser constante en el cambio.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s