Sobre una respuesta a una amiga

Esto es un comentario que le hice a una amiga el otro día sobre lo que ha cambiado Lisboa desde 2012 (año que estuvimos viviendo ella y yo), al haber visto un vídeo sobre la gran gentrificación de Alfama, uno de los tradicionales barrios con más encanto de la ciudad.
– Hola Pili, ¿qué tal vas? Ya, es una pena que todo se capitalice en esta enorme e infatigable globalización.
– Parece que no hay límite a la hora de hacer cosas por destruir el planeta y a las personas que habitamos la Tierra.
– Aunque se pongan ya a intentar mejorar el planeta, con lo del cambio climático, no se va a poder resolver ese problema, porque ya es demasiado tarde.

 

Ansiedad

La ansiedad es un conjunto de síntomas que surgen cuando existe un aislamiento, inseguridad, miedo, tristeza, sensación de ahogo, angustia, añoranza, fobia, impulsividad, insomnio, sudoración, estrés, nerviosismo… Muchos síntomas pueden aparecer cuando una persona siente ansiedad.

Es una experiencia personal y emocional (una idea, situación o pensamiento). Se trata de un estado de falta de control y puede ser de varios tipos:

  • Pánico.
  • Estrés postraumático.
  • Fobias.
  • TOC (trastorno obsesivo compulsivo).
  • Tag (trastorno de ansiedad generalizada).

Síntomas fisiológicos (hipotálamo, hormonas reguladoras…).

Emocionales/ afectivos (no placenteros) como la vergüenza o la rabia.

Cognitivos/conductuales (intencionalidad: reducir o eliminar los síntomas anteriores; seguir adelante, tener la voluntad de realizar algo).

Post data: para una sensación de bienestar emocional, es necesario respirar lentamente, intentar relajarse para  la prevención y evitación de la ansiedad.

 

Sensación

Entro en el tren y empiezo a leer el libro titulado “La ciudad solitaria” de Olivia Laing, una novela- ensayo sobre la soledad de algunos artistas del siglo XX, tales como David Hopper o Andy Warhol.

De repente entra una señora y se sienta a mi lado. Dice que se marea si se pone enfrente, en dirección contraria a mí. Después de un rato me siento incómodo con ella, pues me roza un poco con su brazo derecho al encontrarse bastante cerca de mí, y cuando en la siguiente estación se baja una persona de otros asientos, queda libre un hueco y me cambio de lugar.

Un rato más tarde, entra una chica joven y se sienta a mi lado. Se pone a leer un e-book, mientras continuó leyendo el libro; el mío es tradicional, es de papel. De repente, siento una sensación muy extraña en mi interior. Percibo una cierta atracción sexual hacía el olor que desprende, o al perfume que tiene, que paradójicamente, es el aroma del tabaco de una fumadora, un olor que detesto. Sin embargo, continúa esa atracción y tengo la sensación de perder el sentido de mi orientación del deseo, del mundo mental, de no comprender por qué tengo esa sensación en ese momento determinado.

Respuesta a un señor en Facebook sobre la ideología de género: el miedo y odio hacia las diversidades sexuales

Rafael LR, eso no es ideología de género. Eso es la ignorancia, el miedo y el odio que muchas personas tienen porque no comprenden que la educación y la diversidad sexual son importantes, pues hay que enseñarlas para entender que la riqueza está en la diferencia.

Todas las personas tendrían que poder vivir en libertad su sexualidad sin necesidad de ningún tipo de discriminación. Porque el respeto es un valor muy importante que aún tiene que trabajarse mucho en muchas personas…

Rafael LR, la diversidad sexual existe aunque mucha gente no crea ni quiera entenderla. Somos seres sexuados, diversos. Pero la religión y toda esa moral aprendida que reprime y evita vivir toda libertad de expresión sexual, no permite más que la heteronorma, es decir, la heterosexualidad y el patriarcado.

Rafael LR, además, una cosa es lo biológico y genético, y otra, la identidad y la orientación sexual. Como algo biológico somos hombres o mujeres, también podemos ser intersexuales, lo que comúnmente se llama hermafroditas, porque se nace con diversos órganos femeninos y/o masculinos. Pero otro tema, es la identidad, que es cómo nos vemos, como hombres o como mujeres (aunque también existen personas que no creen en el género, y se consideran no binarias, queer… etc) y otra cosa es la orientación del deseo: se es homosexual, heterosexual, bisexual, pansexual, transexual… Y eso no es biológico. Es el deseo de cada persona, diferente.

Existen muchas diversidades diferentes, y por eso, habría que respetarlas y visibilizarlas desde la infancia.

Y…

Y te lo lleve a la cama calentito,
Y te abrace al mismo tiempo, lentamente,
Y te acaricie la cara,
Y te ponga la nariz en la oreja,
Y te dé de beber,

Y me des de beber y comer entre risas.

Es algo muy erótico.

Eso es lo bonito, estar ahí cerca,
Siempre ante cualquier conflicto,
O desavenencia.

Crear castillos,
Construir juntos.

Leer me fascina,
Comer,
Hablar, el diálogo, la conversación,
Escuchar tu corazón.

Cómo vibra,
Cómo late,
Morderte suavemente con mi boca,

pasando la lengua lentamente por tu cuello.

“Carmen y Lola” (Arantxa Echevarria, 2018)

Vuelvo al blog con una reseña cinematográfica para hablar sobre la homosexualidad femenina, sobre el amor lésbico.

Ayer tuve la oportunidad de ver la película de Arantxa Echevarría, titulada: “Carmen y Lola”, la historia de dos jóvenes de etnia gitana, dentro del ciclo de cineforum que realiza  el Consejo de la Juventud de Euskadi (EGK), en el espacio Hika Ateneo de Bilbao.

Parte de una familia muy tradicional, donde Carmen es una adolescente de 16 años que se enamora de una amiga, Lola. Su padre es muy machista y la madre quiere que se case y tenga hijos, como una familia gitana.

Lola se casa con su novio, pero a pesar de la homofobia que tiene hacia su amiga cuando descubre que siente atracción hacia ella, va comprendiendo que esa actitud no es saludable, que hay que dejarse llevar por las emociones y los sentimientos que se tienen y vivir de manera libre, sintiendo de forma natural y fluida ese amor y cariño que las dos experimentan, dentro de una sociedad bastante tradicional.

Resultado de imagen de carmen y lola

En la costa, en el mar

Un día, como otro cualquiera, en muchas ocasiones, fui a la cala, mi preciada cala, a leer.

Estuve leyendo “Palas y Héctor”, una historia, escrita por Jo Alexander, de dos hermanos que viven juntos un amor romántico, una amatoria y una erótica platónica, desde pequeños, pero que se separan, volviéndose a encontrar después de un largo tiempo, por un suceso familiar.

Observando el océano atlántico, el sol y el calor del verano que termina, un septiembre largo y cálido, tierno, que avanza lentamente, como las olas de la orilla.

La arena no está aún, aparente pero no es definida todavía por las rocas vírgenes, jóvenes aún.

Con olas que van y vienen en su natural fluir.

Portada del libro

Se separan, se reúnen, se alejan, para volverse a unir eternamente. Hasta el final de sus días.

Él la protege; ella le protege y le acaricia.

Son ambos recuerdos del amor primitivo eterno.

 

Oda a Whitman, de F. García Lorca

«Por eso no levanto mi voz, viejo Walt Whitman,

contra el niño que escribe

nombre de niña en su almohada,

ni contra el muchacho que se viste de novia

en la oscuridad del ropero,

ni contra los solitarios de los casinos

que beben con asco el agua de la prostitución,

ni contra los hombres de mirada verde

que aman al hombre y queman sus labios en silencio.

Pero sí contra vosotros, maricas de las ciudades,

de carne tumefacta y pensamiento inmundo,

madres de lodo, arpías, enemigos sin sueño

del Amor que reparte coronas de alegría.

Es una transcripción del poeta

Ocaña, una obra de teatro disidente

José Pérez Ocaña nació y murió rodeado de su amada copla andaluza en la misma ciudad: Sevilla.

El primer día que vió la luz este faro único por primera vez fue el 24 de marzo de 1947. Y el día que se apagó, fue el día 18 de septiembre de 1983.

Ese fatídico y desafortunado día, fue el que con su alocada alegría y voluptuosa energía, con su profunda ansiedad de vivir la auténtica libertad de expresar todas sus emociones sin miedo, sin ningún obstáculo, pereció un día de carnaval en su pueblo (de una manera bastante surrealista: quemándose su disfraz hecho con papel y con unas bengalas de manera accidental, que le llevó a tener una quemadura mortal).

Resultado de imagen de ocaña artista

Ocaña posando ante un espejo

Fue un gran actor, artista, creativo de imágenes y poesía con muchos sentimientos y emociones intensas.

Además, fue anarquista y activista por los derechos homosexuales, en una época donde la religión católica tenía un papel muy importante, donde había una enorme represión sexual y la libertad no existía.

Por todo eso, fue un artista que vivió para sobrepasar y vivir, experimentar y trascenderlo todo. Pintando cuadros, actuando en obras de teatro, escribiendo poemas… Una gran persona.

Su madre (una figura muy importante en su vida) le quería mucho, pero siempre se preocupaba por la vida que llevaba. Tenía mucho miedo a lo que los demás dijeran y rezaba para poder ayudarle (creía ella, con su buena intención religiosa) en su errado camino.

Cartel de la obra de teatro “Ocaña”, en el Palacio Euskalduna, Bilbao

 

Siempre quedará el recuerdo de sus obras artísticas. Y sobre todo, el estilo inigualable y su personalidad particular, disidente y a favor de las diversidades y diferencias en todas sus expresiones artísticas y deseos vitales.

Conversación

– Hola, ¿qué tal? Leo tus noticias en Facebook. Pero poco sé de ti estos días. Espero estés bien. Mucho ánimo y un abrazo.

– Hola. Ya sabes cómo son las redes sociales… Espero estés bien. Yo muy bien. Hoy tenía libre, ya sabes. He ido a la playa, que hacía bueno.

– Espero no sea tan negativa tu realidad y puedas disfrutar algo de tu tiempo libre, en tu vida. Hay que tratar de ser optimista. Y deseo que te vaya bien en el trabajo.

 

 

– Muchas gracias. Sí, estoy leyendo a Isherwood, las cartas que escribió a su madre, y los viajes que hacía hasta llegar a California, donde se quedó… Y una entrevista de la editora de Amos Oz, un escritor israelí, a él mismo, del que he leído ya algún libro. Me encanta cómo escribe ese hombre. Es muy humano. Y responde tan bien y de forma tan coherente de tantos temas a esas preguntas que le realiza ella…

– Espero que al menos con tus lecturas, a mí me sirven, puedas aislarte del mundo y seas feliz. Buenas noches. Un abrazo.