Conversación adictiva y charla lisérgica

Conversación adictiva.

– Es adictivo Chris, como la droga del charlatán, que sigue y sigue hablando
sin parar.

– Es adictivo, qué grande, por no ser Descartes… ni noche ni can, perro insólito donde los haya, que deja sin pensar.

Lo urgente y necesario es tener libertad sexual y no represión sexual. Si fuera todo más libre y hubiera otro enfoque diverso y educativo de la sexualidad no habría violaciones ni violadores, abusos ni abusadores, ni agresiones ni agresores.

Conversación lisérgica de los políticos hombres heterosexuales que gobiernan o van a gobernar en el estado:

Las personas que violan, que roban, tanto las que asesinan y que cometen delitos de odio, solo actúan por miedo e ignorancia, pues se sienten débiles y creen que son más fuertes al realizar esos actos.

Mira: todos los políticos que tenemos en el neoliberalismo son unos idiotas que no saben gestionar sus pensamientos, sentimientos ni emociones, porque carecen de la empatía necesaria para gobernar en el mundo, por su concepto de masculinidad violento, que no les permite expresarse como auténticos seres humanos.

La humildad es algo muy importante. Olvidarse del ego y de los privilegios que todas las personas tenemos… Pero se suele ignorar todo eso, pues no tienen esa capacidad de entenderlo ni ganas de deconstruirse.

 

 

De lo personal a lo político: Reflexiones LGBTIQ+ Guatemala -Euskal Herria

El día 22 y 23 de octubre se celebraron las jornadas sobre la diversidad sexual y de género, en el Hika Ateneo de Bilbao.

Resultado de imagen de de lo personal alo policio jornadas guatemala"

Asistieron entre ellas, Sandra Morán, activista lesbiana y diputada en el gobierno de Guatemala, y Stacy Velasquez,  migrante desplazada por las maras desde El Salvador, activista trans en Guatemala por los derechos humanos y sexuales. También estuvieron acompañándolas, Bea Sever, periodista, sexóloga, madre y miembro de la asociación Naizen, de familias de niñas y niños trans; Kattalin Miner Moio, de la plataforma Medeak, lesbiana activista; Sarai Montes Aguilar, de Errespetuz; Amaia Arguinzoniz Olabe, de Kimaira Elkartea (una asociación LGBTIQ+) en Ermua y Elena Olaortua, de Aldarte.

Una sentencia que Sandra recuerda:

“La libertad como concepto, implica ser cómo somos”.

Explican que entender la diversidad como un valor es muy importante para construir  unas sociedades más justas y humanas. También explican que situarse en la izquierda social (incluso teniendo privilegios) te hace más vulnerable.

Existe mucha xenofobia, violencia física y psicológica en Centro América. La iglesia, que tiene mucho poder, discrimina, odia y reprime la diversidad, pues vulnera los derechos humanos de muchas personas.

Muchas mujeres negras y trans tienen que luchar para ser feministas (el llamado transfeminismo). El feminismo, los pueblos indígenas y las disidencias sexuales son los centros de lucha y de cambio que en conjunto deben estar para construir un estado global, plurinacional, de manera interseccional.

Sólo desde los movimientos sociales se puede hacer política para cambiar las realidades de muchas personas no visibilizadas, abriendo puertas para poder representarlas en  el ámbito político, público.

La primera marcha del Orgullo fue en 1995 en Guatemala, dando visibilidad a un colectivo que estaba reprimido.

Comenta que ha disminuido el trabajo sexual y que desde 2004 lleva una asociación creada para lograr derechos.

En 2008 formó Red Latinoamericana y del Caribe de Personas Trans (REDLACTRANS). Desde ese año (en la 4ª ola feminista) las mujeres revolucionarias, ponen su cuerpo y su alma, luchando por la Ley de Identidad de Género, para crear una Constitución de Ciudadanía plena y conseguir los derechos humanos teniendo en cuenta la memoria histórica.

Stacy dice:

“Lo más duro no es ser, sino sobrevivir”.

 

Y concluyendo con la gran conocida frase de la feminista radical Carol Hanisch:

“Lo personal es político”.

Resultado de imagen de stacy velasquez guatemala"

Stacy Velasquez

El mundo avanza…

Hoy en día, con el neoliberalismo, está todo el mundo muy mal. No sé, pero hay que ser optimistas. Algún día espero que cambien las cosas, que vuelva a existir, de nuevo, un poco más de humanidad. Porque muchos militantes, activistas, personas que luchan por conseguir los cambios, los derechos humanos, que luego son políticos, se convierten en auténticos capitalistas, perdiendo los objetivos planteados en su idealismo previo.
Sí, es un asco. Ya la izquierda va a dejar de existir mundialmente y es asqueroso.
Los gobiernos deberían gobernar en verdadera y real democracia, y no en un papel  lleno de expectativas pintadas sin sentido, azarosas, sin objetivos concretos.
Espero que las nuevas generaciones hagan alguna revolución como ocurría décadas antes, porque esto si no se va a la mierda. Siempre soy super crítico con el tema. Necesito ser optimista porque si no me entra un bajón y me deprimo.
Yo me siento bien. Intento poner siempre el granito de arena con mi trabajo. Sobre todo, en mi vida personal, con la gente, ser amable, respetuoso, entender que la diversidad es normal, y que si alguien opina diferente también ver que entenderlo es importante.
De que no hace falta posicionarse en un lugar. Porque se aprende mucho de la diferencia. Se aprende, de hecho, de todo las experiencias que tenemos y que vivimos. Hay que mantener el interés en aprender.

Creo que en muchos sentidos, el mundo va mejor, pero en otros, estamos pagando las consecuencias del capitalismo brutal que existe.

Pues no lo sé… ¿dónde crees que puede ir mejor que aquí? Si aquí es donde realmente tenemos la democracia como tal, y somos europa, que es donde todo el mundo quiere venir y establecerse para vivir de forma estable.

Realmente, las personas migrantes sueñan desde sus países de origen que aquí se vive mejor y que es casi como un paraíso. Pero que cuando llegan, se dan cuenta de que no es así, de que no hay paraísos, ni nunca los ha habido, de que la vida aquí, no es tan bonita, tan maravillosa como creían antes de llegar y conocer el lugar.
Lo veo cada día en el trabajo. La vida nunca ha sido fácil en ningún lugar. Pero al menos tienen la oportunidad de intentarlo, porque algunas personas mueren en el intento, y es muy triste. Y no es más difícil ahora que antes.
El mundo, ese mundo absurdamente injusto que anhela un cambio pronto.

Japón

Japón parece un lugar olvidado muchas veces por Occidente.

Suelo leer mucho las noticias… Me gusta estar informado.

Y ayer me quitaron el periódico.

¿ Y por qué te lo quitaron?

En realidad cuando llegué lo tenía otro.

Aventuras del fin de una conversación diferente…

A mí también. Tiene que ser un lugar muy especial por la mezcla tan grande, de lo tradicional y lo moderno… tanto contraste.

Poesía marina

Sonidos de espuma,
sonidos salados,
blancas olas escuchan,
recuerdos, memorias,
horizontes perdidos y destinos olvidados…

Sorprendidas perspectivas abstractas,
pequeñas ventanas atmosféricas,
inciertas nubes pasajeras,
en espacios asombrados.

Lejos, muy lejos, donde el silencio no se escucha.

Erección

Él se acostaba, y dormía aproximadamente durante siete horas por la noche sin parar.

Durante el sueño, existía algún intervalo de duermevela, en el que se despertaba y se volvía a dormir, soñando a veces experiencias positivas y alegres; en otras, no tan felices, en las que se despertaba de repente, sintiendo temor o malestar con un sudor frío.

Cuando se levantaba, lo hacía con su pene en erección. Era algo habitual cada mañana. Era un fenómeno fisiológico natural que le alegraba y le excitaba, sintiendo esa tensión erótica.

El bulto lo sentía erecto, duro dentro del boxer. Además, si se encontraba desnudo, lo notaba mucho más. Y al sentir esa sensación, le apetecía tocarse.

Lentamente, se masturbaba despacio, moviendo su mano desde arriba hacia abajo, sin descanso. De esa manera empezaba a sentir placer, en su erótica personal.

Su pene se ponía en erección fácilmente. Incluso cuando no tenía demasiado libido.

Mientras tanto, observaba algún vídeo porno de algún chico que se masturbaba a su vez, siguiendo el mismo tiempo que él, o a su ritmo particular.

Después de escasos minutos eyaculaba intensamente, compulsivamente, consiguiendo una sensación de tranquilidad.

“Vitoria, 3 de marzo” (Víctor Cabaco, 2018)

Resultado de imagen de victoria 3 de mayo 1976 pelicula"Nos situamos en la transición española, en el momento en el que Franco, el dictador que ha tenido durante las últimas décadas a un país reprimido y sin poder de acción, ha fallecido apenas unos meses atrás.

A pesar de que había fallecido ese hombre omnipotente y omnisciente para la sociedad de su época, pues se creía un Dios, todavía se respiraba ese aire gris y opaco, oscuro y tenebroso del franquismo. La transición no era democrática aún. Tuvieron que pasar mucho años todavía. Incluso ahora algunas personas dicen que no tenemos esa llamada democracia, por la falta de libertad de expresión que se observa en los medios.

La lucha obrera sale a las calles para protestar por las pésimas condiciones del trabajo, y lucha por los derechos laborales. y se concentran en una iglesia de Vitoria para realizar una asamblea.

La policía aparece y empieza a cargar con gas lacrimógeno y fuego, asesinando a varios trabajadores por su lucha pacífica.

A partir de ese día se reforman las leyes laborales para mejorar las condiciones en el trabajo de los trabajadores.

Vidas cruzadas (diálogos)

Son mujeres empoderadas que huyen de sus países para mejorar su situación social, evitar el machismo o la violencia, o por causa de un matrimonio forzado.
Son mujeres que vienen, normalmente, desde Camerún, pero las hay de Guinea Conakry y Costa de Marfil. También hay mujeres sirias y afganas, de Malí y Congo…
Existe una variedad muy grande de musulmanas. Éstas suelen ser muy jóvenes: de 20 a 35 años. Son mujeres que quieren ir al norte, porque tienen un nivel cultural alto, universitario, y desean seguir estudiando aquí, porque tienen a sus maridos en Europa.

Viajan y vienen acompañadas de menores o están embarazadas, con miedo y desconfianza, por causa de violaciones cometidas en sus países de origen. Creen que sus hijos e hijas van a tener los papeles y la nacionalidad si nacen en Europa. Son mujeres monoparentales, sin maridos, las que dan a luz en Nador, de forma gratuita. Pero tienen trabajos precarios, ya que se encuentran en situación de calle, en la mendicidad o en el mundo de la prostitución para poder sobrevivir.
Las mujeres sirias, que habitan en las afueras de Tánger, tienen menos problemas porque hablan árabe, y por ello, su comunicación es más sencilla.

Las necesidades principales de estas mujeres, son el salir de África y poder entrar en Europa; atravesando el mar, los 14 kms que separan un lugar de otro.
También juntar todo el dinero para cruzar el mar en patera. Aunque no es una tarea tan fácil, pues la situación de tránsito puede durar varios años.

Entonces, cuando son conscientes de que no es tan sencillo, cambian esas necesidades, y viven ahí durante más tiempo, escolarizan a los niños en Tánger (Marruecos).
Se da la situación de sentimiento de ser una víctima y aparece la culpabilidad.

Es importante vivir el acompañamiento y cubrir las necesidades básicas, es decir, la alimentación, la salud, higiene y la comunicación, que es imprescindible para sentirse seguras.

Por ello, necesitan espacios de seguridad, de confianza. Aunque es difícil el acceso al trabajo sin tarjeta de residencia.

Se requiere mucho dinero para viajar, y a veces las engañan y se sienten solas. Intentan salir de Tánger, pero van perdiendo las ilusiones con el tiempo. Porque pasa mucho tiempo desde que empezaron el viaje, el tránsito. Es una situación límite, de frontera entre la vida y la muerte.

Algunas mujeres dejan a sus hijos solos para que pasen la patera. Cuando cogen a otros niños o niñas que no son los suyos, les acusan de traficantes de menores, cuando en realidad, están ayudándoles.

Existe una crisis, un temor, un miedo por esa desprotección… Se plantean:

– ¿Qué voy a hacer con mi vida?

Siempre que hay destrucción, hay construcción.
Es una adaptación, pues se crean nuevas alianzas.
No pueden comunicarse,
hay agresiones, violencia física…

¿Por qué la ruta está cerrada? Es culpa del sistema, no de las personas.
Muchas intentar volver a sus países, tras perder sus ilusiones y esperanzas.

La población subsahariana aumenta la presión policial, por lo que aumenta el estrés y más porque se encuentran desprotegidas.

Existe represión.
Los lugares donde mendigar están bloqueados y controlados por la policía. Personas solidarias alquilan sus casas para que puedan vivir, pero se aprovechan de ese privilegio y les suben mucho el precio.

A veces se van a nado, por falta de dinero. Pueden pasar con alguien que tenga pasaje, que tenga dinero. Pueden pagar 2000 euros por patera. También existen grupos, pequeñas mafias, por eso es importante el acompañamiento en la protección de las mujeres.

Es un gran reto, pero es necesario en la intervención social trabajar con ellas la sensibilización, para que sepan y entiendan que tienen que vivir con dignidad, como mujeres y personas que son. Pues existen muchos prejuicios en las mujeres. Y más si son negras, por ejemplo, la negra es la indocumentada, la ilegal, la inmigrante.

Es necesario trabajar en talleres de empoderamiento, para que tengan un nivel alto de autoestima, de confianza y seguridad en ellas mismas.

Crear talleres terapeúticos, lugares y espacios seguros, estables y fijos, donde poder tener voz, sororidad, igualdad, para poder reparar la visión del abuso y las violencias que han vivido.
Las manos, como elementos terapéuticos de las mujeres.

Incidencias en la zona:
Trabajar desde lo comunitario y grupal para ir a lo individual.

Sensibilizar y tener un espacio seguro estable y fijo, porque con la policía tienen miedo por las redadas.
Disponen de un equipo médico, psicológico y educativo
También una guardería para las niñas y los niños.

Es de vital importancia trabajar para defender los derechos humanos y reivindicar la lucha, la denuncia de las injusticias.

… Una acción sin daño…

Buscar estrategias medios y formas desde una mirada psicosocial, transversal, pacíficas.
Con una actitud de una deconstrucción, que sea transcultural por la diversidad cultural y verlas como sujetos activos que son.

No verlas como víctimas, con paternalismo ni victimismo en la ayuda humanitaria. No decir ni pensar… hay pobrecita…

Por eso es importante conectar los países, pues muchas mujeres e hijas se quedan en sus las dos …con carácter comunitario ..

El apoyo es muy importante, porque no confían al principio.

Tiene que haber estrategias de afrontamiento, de aceptación de su situación.

Existen mujeres que venden su casa, su negocio- tienda, sus objetos personales para viajar e intentar encontrar la dignidad perdida.

La protección es muy importante. Y no siempre es la figura de un hombre la que protege. Hay muchas mujeres empoderadas.
También la fe y las creencias religiosas ayudan a protegerse, a sentirse fuertes y continuar con el camino, nuevas redes de apoyo.

Utilizar las redes sociales, compartiendo estados de ánimo e imágenes, diciendo dónde se encuentran o qué hacen, transmitiendo lo vivido, contando a su familia y a sus amigos sus experiencias y vivencias, sus relatos, son estrategias de afrontamiento.

Sentimientos de vergüenza hacen que no comuniquen las violaciones o los problemas que vivencias.

Quizá no hubieran salido de su país si hubieran sabido lo que iban a vivir o han vivido…

CEAR-Euskadi organiza el Congreso: “Vidas que cruzan fronteras. Un análisis feminista sobre la Frontera Sur”

Ha sido una gran oportunidad haber podido estar en unas jornadas tan emotivas, con compañeras y compañeros que trabajan por conseguir cambios en la sociedad que vivimos, luchando por lograr los derechos humanos con la intervención social.

Transcribo del folleto de las jornadas que se han hecho el día 3 y 4 de octubre:

(Una perspectiva integral, feminista y de protección internacional sobre las violencias que enfrentan las mujeres que atraviesan la frontera entre El Estado español y Marruecos).

El jueves y viernes de esta semana (3 y 4 de octubre), la sala Mitxelena de Bizkaia Aretoa acoge el congreso “Vidas que cruzan fronteras. Un análisis feminista sobre la Frontera Sur”, organizado por CEAR-Euskadi, en colaboración con la Universidad del País Vasco y con el apoyo de la Agencia Vasca de Cooperación para el Desarrollo y la Diputación Foral de Bizkaia.

Este congreso es fruto de todo un proyecto que todavía está en desarrollo con el que se pretende documentar, visibilizar e incidir sobre las violencias de género que sufren las mujeres refugiadas en la Frontera Sur. “Decidimos centrarnos en la situación de las mujeres subsaharianas en la frontera entre el Estado español y Marruecos porque cada vez llegaban más a nuestras oficinas y a través de sus testimonios hemos constatado cómo las políticas migratorias entre ambos países impactan en sus cuerpos y en sus vidas”, destaca Beatriz de Lucas, miembro del equipo de Incidencia y Participación Social de CEAR-Euskadi y coordinadora del proyecto.

Además de las violencias que viven en origen y por las que se ven obligadas a huir, el hecho de ser mujeres las sitúa en una situación de mayor vulnerabilidad, impactando la violencia vivida en origen, tránsito y destino de forma diferenciada. Hablamos de violencia sexual, reproductiva o situaciones de trata con fines de explotación sexual y/o laboral, entre muchas otras.

Ana Ferri, también forma parte del equipo de CEAR-Euskadi que lleva a cabo este proyecto y subraya que “son mujeres que han hecho frente a todo un despliegue policial y militar dispuesto a impedir que salgan de sus países y lleguen aquí. Han cruzado varias fronteras y sobrevivido a múltiples violencias y a la impunidad, por lo que hay que visibilizar que son mujeres supervivientes, con agencia propia, que le han echado un pulso a todo un sistema racista, heteropatriarcal y capitalista y que han salido adelante pese a todo”.