Acerca de Iker Yeled

Un chico con inquietudes culturales y sociales que comparte artículos interesantes sobre arte, cine, literatura y música. También interesado en la lucha por la igualdad social, por la diversidad sexual y minorías étnicas.

Esperando la comida

En Venezuela, al igual que en muchos otros países, vivir ahora es sumamente difícil. La política del gobierno ha restringido las libertades democráticas, dejando a la ciudadanía sin los alimentos y medicamentos necesarios para sobrevivir,  ignorando, una vez más, los derechos humanos de las personas.

Niñas y niños mueren por inanición, por falta de salud al no poder acceder a medicinas, por ser muy costosas para pagarlas, o porque se han terminado. Dejan de ir a las escuelas y censuran o asesinan a los activistas que quieren construir otras realidades y que luchan por cambiar el mundo a mejor.

Largas filas de personas esperando día y noche para conseguir algo de comida o coger agua, que muchas veces no llegan a conseguirla porque se ha terminado a su llegada. A pesar de decir que lo son, no son sociedades democráticas ni justas.

Desde Amnistía Internacional y otras organizaciones, se critica esa actitud porque vulnera los derechos humanos. Pero estos gobiernos olvidan lo importante que es conseguir una sociedad pacífica, sin guerras. El ejército es un sistema creado para ir contra los derechos humanos, pues maltrata y asesina a las personas. El bienestar se logra con respeto por las culturas sin crear violencias. Se necesita conseguir un decrecimiento global, donde se cuide el medio ambiente y los valores humanos se desarrollen de una manera equitativa para todas las personas.

Anuncios

“Boy erased” (Joel Edgerton, 2018)

Las terapias de conversión de la homosexualidad todavía siguen existiendo, desafortunadamente, en las sociedades avanzadas (actualmente en 36 estados de USA). Se relacionan con ideas religiosas que consideran que la identidad sexual saludable debe ser heteronormativa.

Sabemos que hoy en día, se conocen muchas identidades y diversidades sexuales diferentes, y que la homofobia se considera un delito de odio hacia esas personas no normativas. En esta película se refleja ese tipo de realidad en una familia tradicional homófoba con su hijo, al que rechaza por esa orientación sexual.

Jared, es un joven de 19 años, que cuando dice a su familia que es homosexual, ésta le rechaza, y le envía a un centro religioso para su reconversión sexual.

En ese horrible lugar, el supuesto psicólogo, junto a otros empleados, le maltratan y le someten a terapias violentas en las que sufre. Le hacen decir que pida a Dios perdón por los pecados cometidos, que las emociones que tiene con chicos son impuras, que los actos sexuales que ha tenido no son saludables, que no es bueno tener esos pensamientos.

Le manipulan diciendo que tiene un problema, pero no se dan cuenta de que no existe ninguno. Que si alguien tiene el conflicto son los demás por no aceptarle.

Resultado de imagen de boy erased

Nicole Kidman, la madre con Jared

Por lo que en el centro tampoco es feliz. Ni siquiera consigue dejar de tener esa identidad sexual como pretenden los demás, evidentemente, ya que es algo que no tiene que cambiar, porque es natural. Y si se queda en su casa, le van a hacer la vida imposible.

Pero con el tiempo, el amor de su madre es eterno, y entiende a su hijo. Ella es diferente, le cuida porque le quiere y acepta. La conclusión es que:

“La verdad no puede ser reconvertida, el amor y los sentimientos no pueden ser curados”.

Boy-Erased-de-Joel-Edgerton

Me ha gustado mucho la estética de Eduard Grau, el director de fotografía de la producción, junto a la sublime aparición de Nicole Kidman, Russell Crowe y el curioso encuentro de Xavier Dolan, de manera mas tímida.

Un largo viaje: su refugio

Hace aproximadamente un año que él comenzó el principio de un largo y peligroso viaje desde Yemen hasta Europa.

Ya que su familia muere por la injusta y violenta guerra, huye a Arabia Saudí, intentando encontrar un trabajo y poder tener una vida mejor, donde trabaja durante unos meses.

Más tarde, como también encuentra conflictos y no está tranquilo allí, se va a Malasia a trabajar. De ahí, retorna a África, al país de Mauritania durante dos días, y después viaja a Mali y a Algeria, acercándose más a Europa.

Se trata de un constante viaje lleno de miedos y peligros, en el que se siente muy inseguro, ignorando su destino, sin retorno.

De nuevo, vuelve a partir. Esta vez se marcha a Marruecos durante seis meses. Como también existen conflictos políticos allí, decide ir a España. Y llega a Melilla, donde coge un barco que llega a Málaga, y unos días más tarde coge un autobús hacia Bilbao.

En ese intermedio tiene un accidente que le crea una fractura en la pierna que le crea un dolor al andar.

Pero a pesar de todo lo vivido, por fin encuentra refugio para conseguir asilo y tener una tranquilidad.

“Evening Shadows” (Sridhar Rangayan, 2018)

El festival de Zinegoak este año ha comenzado con una historia muy tierna sobre el amor profundo entre un hijo y su madre y del amor homosexual, prohibido e invisibilizado en la sociedad hindú, hasta hace pocos días, en los que las leyes van avanzando con mayores derechos y libertades para las personas con diferentes diversidades.

Resultado de imagen de evening shadows movie

Se habla de la dificultad de expresar las emociones reales que se tienen, por una educación represiva y llena de prejuicios y miedos, que no permiten experimentar de una manera normalizada los propios sentimientos y pensamientos.

A su padre, aunque a su madre también, pero en menor medida, pues después lo acepta,  les cuesta reconocer la vida de su hijo. La educación tradicional que han tenido, anclada en lo ancestral de la India, no les permite aceptar su homosexualidad.

La cultura es la base del conocimiento, y dependiendo de con qué conceptos e ideas se absorbe esa información se construyen las personas.

Un chico joven se va a vivir con su novio a Bombay, donde vive con él en cierta libertad. Pues en su pueblo es complicado ser uno mismo y demostrar que su vida no está equivocada por tener una orientación sexual no normativa.

Cuando una persona muestra su personalidad de forma natural, es capaz de sentir las emociones en libertad, y esto es lo más importante para sentirse feliz y consciente de esa autorrealización.

Resultado de imagen de evening shadows movie

 

El amor es algo que trasciende fronteras, ideas, personas. Todo es posible si se respetan los códigos que existen entre las personas, sean sus diferencias grandes o pequeñas.

Es fundamental tener una actitud crítica hacia los estereotipos que no permiten evolucionar para mejorar y construir unas sociedades respetuosas y tolerantes, saludables.

 

 

 

“La guerra empieza aquí” (Joseba Sanz, 2017)

En el documental se trata de mostrar la triste realidad de la fabricación de armas en Euskadi desde hace muchos años, legalizando en este neoliberalismo que vivimos, algo que es ilegal de acuerdo a los derechos humanos.

Es una crítica de cómo el Gobierno Vasco (al igual que el Estado Español, entre otros del sistema capitalista en el que vivimos), crean armas y las venden a Arabia Saudí para que las usen contra las personas de Yemen y otros países, asesinando a mujeres, hombres y menores, donde muchas familias inocentes pierden sus vidas y se les priva de sus derechos humanos.

Imagen relacionada

Estas empresas sólo quieren conseguir dinero y poder, pues trabajan por sus propios intereses. Son expoliadoras, y por tanto, culpables de todas esas muertes. Carecen de empatía y respeto, vulnerando las vidas de miles de personas.

Se está luchando para que se modifiquen las leyes y que éstas, no contemplen producir armas ni las utilicen contra civiles bajo ningún precepto.

Ojalá, en poco tiempo, desaparezcan estas industrias de creación de objetos que asesinan y destruyen a la humanidad, sólo por el objetivo de crear dinero y poder en unos pocos lugares enriquecidos, por haber comprado a los países donde existen las materias primas (que éstos son realmente los ricos) y destruído a la mayoría de las minorías étnicas y demás grupos invisibilizados por la sociedad.

África

El ser humano se mueve. África se encuentra en movimiento constante.

El crecimiento africano es enorme, mientras que en el resto del mundo desciende.

No existen tantas guerras como se piensa. Sólo el 25% llega a Europa; los demás se quedan en el continente.

Los países africanos crecen más que en Europa por año, aun así huyen de allí.

¿Por qué salen de sus países? Por la falta de oportunidades. Tienen lo que se denomina: “hambre de futuro”.

Aminata Toare dice: explotan los recursos de África y luego dicen que nos invaden.

El capitalismo utiliza economías basadas en la explotación de los recursos naturales, de las materias primas, usurpando las tierras a los agricultores, por las que pagan muy poco.

Destruyendo las selvas donde habitan, destruyen y extinguen todo el ecosistema primigenio.

“Arrebato” (Iván Zulueta,1979)

Resultado de imagen de ivan zulueta arrebato

El cine soy yo, yo soy el cine, y nada más me parece importante.

Es la frase con la que podría empezar a definirse esta película por el protagonista. Hacía años ya la había visualizado, junto a su otra obra del año 1969: ” Un, dos, tres, al escondite inglés”, algo más psicodélica que ésta. Aunque también comparte ese aire extraño, incluso bizarro muy especial.

Pablo está obsesionado con el séptimo arte, vive por la imagen, por la fotografía y lo vive, experimenta de manera extremadamente intensa, sin límites.

Se pasa sus días en la cama, tumbado, vestido con un abrigo, fumando, metiéndose drogas que se pincha en el brazo o esnifa. Es un estado de locura constante, dentro de su fascinación por el cine que le conmueve. Actúa como un niño en cada cosa que hace. Parece que no ha crecido y se mantiene inconsciente de su realidad. Vive de forma exuberante, con mucha intensidad, sin pensar en qué consecuencias pueden tener sus actos irresponsables.

 

Secuestro

En aquel instante, aparece una imagen conmigo dentro de un desconocido coche.

Desde mi punto de vista, un plano fotográfico con una tonalidad sepia, sentado en el asiento trasero, mirando hacia adelante, una familia con rasgos indígenas, supongo que de América latina, me lleva dentro de un coche que conducía un hombre.

Al despertarme, pensé que me habían secuestrado mientras dormía… Pero después ya lo olvidé, como suele ocurrir en los sueños.

Ahora sólo permanece el recuerdo de un sueño imaginario, que empezaba de nuevo…

Una noche, una familia me subía a un coche y me llevaba a un lugar extraño, con desconocimiento del destino.

Me despertaba en ese momento y ya desaparecía ese miedo a morir o desaparecer del mundo, sin ser del todo consciente del suceso.

Los sueños, sueños dicen que son. Pero quizá no era más que un relato de mi verdadera existencia…

Trabajando la intervención social

Un día por la mañana, trabajando, salgo de la oficina para hacer una visita a uno de los pisos de acogida en los que trabajo, y bajando las escaleras casi en el portal, me encuentro a un chico que ha venido a la asociación a pedir ayuda.

Me dice que vive desde hace tres meses en un municipio de Bizkaia con su hermano y un amigo de Camerún, pero que no tiene ya más dinero para seguir pagando el alquiler del piso en el que se encuentran alojados.

Desde la asociación en la que trabajo, le han dado un papel para que vaya a otra asociación, donde le indican que allí le ayudarán con la comida o el alquiler. Le acompaño porque desconoce dónde se encuentra ese lugar, y le dan otro papel para derivarlo a otro sitio cercano, no sé si al comedor social.

Cuando salimos, me despido, y le indico dónde está ese otro lugar, donde ya espero que encuentre lo que necesita, al menos para continuar durante algún tiempo.

A veces no entiendo realmente cómo funciona la intervención social, pues no es algo sencillo por la complejidad que existe al intervenir y gestionar las realidades de las personas que viven en una situación de vulnerabilidad. Me pregunto si lo he realizado de la manera adecuada o no. Por lo que me entran dudas.

Supongo que como en muchos trabajos con personas (sin tener que ser en el ámbito social, pero el educativo o sanitario, por ejemplo) es complicado determinar algunas veces qué es lo correcto o no, pero lo importante es la intención con la que se actúa y la actitud que se tiene con una conciencia tranquila y honesta.

El acompañamiento personal e individual que hago es lo que más me motiva por el aprendizaje que hago con esas personas que han tenido experiencias complicadas en sus vidas.

Mi mayor ilusión es poder ayudar, escuchar y entender sus palabras, comprender qué es lo que necesitan, lo que les favorece de manera positiva para poder obtener un bienestar con una buena inclusión social.

No sólo duelen los golpes

No sólo duelen los golpes:

Una mujer llamada Pamela Palenciano, habla de su experiencia amorosa, teatralizando el intercambiando de los roles de género que existen en la sociedad patriarcal, recreando de forma humorística pero crítica, de su novio o ella, sobre cómo ha sido educada, dejando la educación siempre a la mujer de lado, invisibilizada, sumisa, pasiva, sin valorarla, con miedo cuando va por la calle, y oprimiéndola, no dejándole la libertad para elegir en su propia vida.

Existen diferentes violencias, al igual que diferentes mujeres y hombres. Y no se puede contestar a esa violencia con más violencia. Porque el respeto a la equidad es necesario, es urgente.

Realmente este sistema oprime a todas las personas que no entran dentro de la norma, porque es desigual y discriminatorio, pues a los hombres, por ejemplo, por causa de los roles de género que determinan y separan, por la existencia de los prejuicios y estereotipos construidos culturalmente, no les permite expresar sus emociones, cuando es algo necesario y saludable para cualquiera. Sin embargo, para las mujeres es lo “normal” expresarlas.

Por eso, el feminismo, donde las mujeres (y hombres) que luchan por cambiar esta forma de vida normativa, esta legislación injusta, debe tener esa importancia para lograr la auténtica igualdad en la sociedad entre todas las personas y que se cumplan los derechos humanos.

También critica el amor romántico, que es algo falso e irreal, creado por el cine y los cuentos, entre otras cosas, donde todas las relaciones son ideales, cuando en la vida real no es así. Las relaciones suelen tener desequilibrios, conflictos, no son perfectas. Pero el maltrato y las violencias de cualquier tipo, no son normales, ni algo natural que se deba permitir.

El amor debe de ser algo constructivo, un proceso continuo, de respeto, de aprendizaje entre las personas, que son las responsables de las relaciones.

Por eso, lo que dice ella, es que las mujeres han sido ignoradas y maltratadas durante toda la historia de la Humanidad y se deberían equiparar, proteger y valorar de la misma manera que a los hombres.

Y es que esa frase que dice ella es verdadera: “el amor de verdad no duele”.

 

Redacción realizada para el curso de Intervención con Mujeres maltratadas y en riesgo de Exclusión Social.