Pareja de chicos

Leyendo en el parque de El Arenal, en Bilbao, una pareja de dos chicos se sienta en un banco, uno al lado del otro. Sonriendo, se miran y expresan lo eterno, unida la belleza inocente.

Tienen unos 20 años, o menos; se miran y se abrazan, después se besan en los labios dulcemente, suavemente. Sonríen y se observan de manera natural, sincera. Sin miedos ni prejuicios, viven el presente de esa tarde soleada, mientras leo Ernesto, un libro escrito por el escritor italiano Umberto Saba, sobre el descubrimiento sexual en la adolescencia,  de un chico en Trieste, Italia, a finales del siglo XIX.

Estos dos hechos se entrecruzan al instante como un rayo de luz que viene directamente del sol hacia la página que justamente estoy leyendo. Y miro hacia ellos, les observo, sonrío, y me siento tranquilo, porque es una normalidad concretada en la sociedad actual.

Sin miedos ni estereotipos, ellos se besan y acarician sentados en un banco del parque, mientras la gente pasa alrededor sin inmutarse siquiera. Como debería ser en cualquier lugar del planeta, en cualquier mente de cualquier persona.

Libre amor, amor libre en libertad eterna. Inocentes corazones, belleza joven en caminos despiertos y educados en sabiduría, tolerancia y respeto. Sueños hechos realidad en la actualidad, a pesar de la homofobia existente, hay espacios y momentos en los que se vive de manera libre y amorosa, sincera, donde se consigue ser uno mismo, de forma natural.

Anuncios

El perfil de una app 

… compartir una buena conversación, un paseo, playa, monte, una peli, tomar algo… y ya se verá. No fumador.

… busco sexo, sin foto no contesto.

… me gustan los maduros. Busco mayores de 40 años. 

Todos estos son ejemplos típicos de perfiles en las actuales aplicaciones de móviles que utilizan los chicos homosexuales para ligar, tener sexo o conocer gente, en general. La mayoría de los usuarios las usa para conseguir tener sexo rápido y satisfacer su necesidad fisiológica básica de una manera efímera sin ningún sentimiento,  sin ningún signo emocional. Son las hormonas las que mandan, las protagonistas en este encuentro.

Activo , pasivo o versátil. Son roles sexuales que indican qué tipo de sexo te gusta o la manera de realizar la penetración. 

Si realmente quieres conocer a una persona interesante, que te complemente y te haga sentir bien, no importa tanto su rol sexual como la sensibilidad que tenga y su forma de tratarte y cuidarte. 

Muchas personas creen que el rol sexual de una pareja en cuestión tiene que ser complementario, opuesto, o bien ser versátil para que funcione a largo plazo, ya que si son dos activos o dos pasivos parece que en un futuro la otra persona va a buscar más allá a alguien diferente para completarse y en definitiva, ser infiel.

Creo que todo eso debe hablarse, debe existir una buena comunicación entre ambas para poder lograr ser felices juntos sin problemas de celos, desconfianza o miedos.

Para mí siempre ha sido la calidad más importante que la cantidad…

Y después de todo, el tiempo lo dice todo, es decir, que la vida nos va poniendo lo que realmente necesitamos para vivir, o eso al menos pienso. Confío en ello.

Y siguiendo con un ejemplo de cierta conversación en este tipo de aplicaciones, de alguien que va despacio y no busca sexo rápido: si alguna vez quedamos… ya se verá… habrá que hablar.. porque por aquí es todo muy rápido y urgente.

 Aquí se nota que es precavido, que no quiere conseguir algo en el instante… que cree que las cosas que se logran de forma natural van despacio.

A thing of beauty is a joy for ever.

 

He titulado este post, refiriéndome a una frase que escribe en inglés Álvaro Pombo en su libro titulado “Contra natura”.

Me parece genial poder disfrutar de pasajes en los que me traslado a otros lugares, en libros y novelas donde me puedo identificar con esos personajes, personas de gran sensibilidad, de gran belleza, de un sentido enorme de la estética.

Los libros que leemos nos fascinan con sus diálogos llenos de sabiduría; palabras que te transportan hacia lugares donde la estética y la belleza son estados emocionales que no dejan de existir, donde no perecen, pues en ellos la belleza es eterna, atemporal.

Leyendo el libro “Contra natura” de Álvaro Pombo, me identifico con lo que dice, con algunos de los personajes y las situaciones que aparecen.

Resultado de imagen de contra natura

Me ha gustado mucho descubrir su literatura, su obra. Tengo ganas de leer más libros escritos por él, para aprender y conocer su profundo pensamiento. Creo que es interesante la manera que tiene de describir y expresar las emociones y los acontecimientos, utilizando palabras y términos, que me hacen crecer y abrir nuevos horizontes, nuevas formas de expresión.

“Video games”, descubriendo a Lana del Rey

Es escucharla y transportarme a otro tiempo, me fascina.  Esta canción me marcó mucho en el año 2012, antes de irme a Lisboa.  Aunque estando aquí, en mi habitación ya la escuchaba.

Salió a finales de 2011. Yo la conocí en febrero de 2012 y en marzo me marché a Lisboa. Cuando estaba allí siempre la escuchaba: ésa, born to die… y todas las que iban saliendo o encontrando por youtube.

Fue un sitio maravilloso. Me encantó. Tengo que volver. La escuchaba allí, y no sé por qué…

Sí, esa canción es una pasada, me transporta emocionalmente a otro mundo, como volver a una época primitiva, a la era más salvaje y libre en la naturaleza. Sentimientos de regresar a la infancia donde la inocencia es parte de la naturaleza.

Veíamos películas en lonjas y garajes donde guardaban bicicletas. Realmente eran cines alternativos habilitados para proyectar historias.

Decadencias

Ese ambiente pasado y decadente me fascina. 

Me fascinan las ruinas, verlas todas superpuestas en ese lugar insípido y olvidado por la historia.

Me encantan los espacios que habitan en las ruinas, espacios solitarios y abandonados. Entendía que todo era perfecto en ese sitio, y que recordaba el pasado como si fuera presente demolido.

Intentando encontrarme

¿Por qué es tan difícil estar tranquilo? Sentir que alguien me cuida, me quiere, me ama… 

Siento incansablemente esa intensidad que me llena cada momento de la vida. Esa ansiedad por lograr momentos intensos profundos, por conseguir un estado de eterna felicidad que sé que no existe, pero lo anhelo desesperadamente. 

No me canso de intentar lograr algo que me evada de la realidad, de soñar cada momento, de inventar situaciones y paisajes lejanos, pasados y abstractos que me llenen de alegría y satisfacción.Y cubrir mi mente de sensaciones frescas donde mi cuerpo se sienta bien em cada momento. Es una idea idealizada del mundo que me rodea, una paranoia.

Día del libro

Hoy parece ser que, como cada año, es el día del libro. Parece que todo el mundo lee este día, que todos leemos mucho durante todo el año. Sin embargo, han bajado las lecturas en papel y ha aumentado la del e-book, o libro electrónico en castellano.

Me pregunto si cada uno de nosotros leyera cada día algo, acumulando un número colosal de palabras y aprendizaje de cultura general, lograríamos ser dioses, genios, sacerdotes de lo supremo. Por más que leamos, sólo conseguimos saber que no sabemos nada. Eso decía Sócrates y no erraba. O al menos, estoy de acuerdo con esa reflexión que tomó hace tantos años… También es verdad que era otra época, pero no creo que haya cambiado demasiado en ese aspecto. Quizá otras cosas sí que son diferentes. Pero en el tema de la sabiduría, de la cultura, del aprendizaje, no habrá cambiado mucho.

Estoy leyendo ‘El hombre que se enamoró de la luna’, de Tom Spanbauer, del cual no había leído nada aún. Ha sido una recomendación y lo quise leer. Ya contaré en otra entrada sobre la novela algo.