“Un verano con Mónica” (Ingmar Bergman, 1953)

Resultado de imagen de un verano con monica  cafe

Cartel de la película

El encuentro de estos dos jóvenes comienza en un café, cuando empiezan a charlar sobre sus vidas poco interesantes y aburridas mientras toman algo de bebida y sobre el futuro ideal maravilloso que desean vivir. Poco a poco se van enamorando.

Parecen tener mucho en común, pues él es un chico llamado Harry, de 19 años, que trabaja en un almacén de vidrios en el que no está contento, y una chica llamada Mónica, que no aguanta a su padre porque es un alcohólico y violento.

Resultado de imagen de un verano con monica

Mónica tumbada descansando

Harry llega tarde habitualmente al trabajo y un día le echan; Mónica ha discutido con su padre, por lo que decide irse con Harry a la barca que él tiene. Ambos dejan sus trabajos porque están descontentos con la vida que tienen y deciden irse. Y sin pasar muchos días, deciden irse de viaje por el mar un verano para vivir una gran aventura en un ambiente libre y sin responsabilidades adultas. Un entorno idílico que parece no terminar, hasta que empiezan los conflictos.

Verano con Monica (1)

Bailando juntos en el embarcadero

Ella ya demuestra desde el principio, cuando le pregunta a ver si van al cine juntos para conocerse mejor, tener un carácter egoísta y narcisista con los demás. Él parece más tranquilo, tímido, pero algo más maduro para asumir los problemas de la vida.

En el trayecto se dan cuenta de que ella está embarazada y no se quedan nada sorprendidos, pues lo ven como algo natural. Deciden que quieren tener el bebé y casarse, como cualquier familia por tradición, de manera mutua. Proyectan realizar los planes de una familia tradicional: él trabajará y estudiará para conseguir un trabajo estable, y ella cuidará del hogar y de su hija.

Resultado de imagen de un verano con monica

Aunque cuando regresan, después de tener al bebé, es la tía la que cuida a la niña, pues él se pone a estudiar de manera asidua para ser ingeniero y poder mantenerla a ella y a su hija. Así que realiza numerosos viajes por ello, y no tienen tiempo de verse apenas. Mientras ella, se queda sola en Estocolmo, que aburrida, empieza a frecuentar bares por la noche conociendo a distintos hombres.

Resultado de imagen de un verano con monica

Harry y Mónica de vacaciones

Entonces, por casualidades de la vida, él llega antes de lo previsto, y se encuentra con un tipo que sale de su casa. Entiende que su mujer ha estado viéndose con más hombres. Cuando entra dentro discuten y le dice qué como han llegado a ese punto. Pero realmente ella no está preparada, quizá, para ser madre, ni llevar esa vida siendo tan joven. Coge su bolso y sale, cerrando enfadada la puerta, parece que se marcha.

En la escena final, Harry recuerda feliz todos esos momentos pasados del verano, con su hija en brazos, delante del almacén de vidrios donde trabajaba…

Resultado de imagen de un verano con monica pelicula

Es la primera película que le hace conocido como director de cine. Es el difícil paso de la adolescencia a la vida adulta de dos jóvenes  y el amor efímero que está destinado a perecer por la inmadurez.

Se intuye la influencia que tendrá en la nouvelle vague francesa, por ejemplo, en algunas escenas como cuando están de vacaciones y sonríen felices, ese espíritu libre de la pareja, en películas como “Jules et Jim” , o cuando Mónica va por el campo corriendo con el guiso robado de una familia, como un animal salvaje, se ve la ineludible influencia posterior en “L´enfant sauvage”  de Truffaut.

Anuncios

Las posibilidad infinitas de amar

La poesía y la vida dicen que el amor debe ser bienestar. Pero el bienestar es estar bien. Y, ¿qué es estar bien? Estar bien significa no depender de alguien, no sentir miedo ni celos cuando se está en una relación, del tipo que sea. Si se está bien, se está en paz con el mundo y con todas las cosas. Esa sensación de tranquilidad es la deseada, la amada y adecuada para sentirse una persona serena. Pero, ¿por qué se tienen miedos e inseguridades? Ese momento cuando se siente miedo, inseguridad, desconfianza es cuando se va hacia otros lugares donde la paz no habita, donde los sueños se empiezan a debilitar porque están débiles sus bases; la creencia de que son posibles va desapareciendo, se piensa que no son muy posibles y se pierde la esperanza de encontrar el camino hacia donde se encuentran.

Hay que entender que la vida es un proceso de desarrollo en el que intervienen muchos factores: sociales, culturales, biológicos, familiares, personales, laborales, de todo tipo. Es un conjunto de características que por sí solas no pueden transformarse ni evolucionar. Aunque lo importante es encontrar el equilibrio en ello para aprender. Todo se basa en un constante aprendizaje.

Actitud destructiva

Esto se está convirtiendo en mi pequeño diario: el que tuve y perdí; en el que escribía, pero que abandoné cierto día hace más de diez años ya.
A veces recuerdo las cosas que pensaba, y todavía las pienso. Sigo meditando demasiado las cosas para una mente con funciones habituales. Creo que debería bajar el nivel de pensamientos que surgen en ella, pues sucumben y se lían de manera descontrolada.

Vivir de manera salvaje sin pensar (en inglés podría traducirse algo así como: “be wild and don’t mind”) es una forma bastante impulsiva e intensa de reaccionar ante los hechos que vivimos en la existencia. Esa intensidad puede ser casi algo mortal, porque puede transformarse en algo positivo o negativo. En mi caso, a veces, surge lo negativo, que es muy explosivo. Y peligroso.

Cuando bebo no razono demasiado. Hago las cosas de forma desordenada y sin sentido. Mi corazón no actúa del mismo modo. Y luego me arrepiento de haber actuado con esa actitud destructiva.

Tenemos aún que aprender mucho sobre la voluntad, la inteligencia emocional, la tendencia de crear pensamientos que no permiten que construyamos algo que nos haga llegar a tener una evolución adecuada. Una sensación sana.

Aparece I. que estaba desaparecido en combate desde hace semanas, que me había dicho para quedar y tomar algo, sólo hablar. De repente, entre todo este surrealismo, llega un mensaje al Whatsapp diciéndome a ver si podemos quedar esta tarde. Soy tan sensible a eso…

… Después del reencuentro es renovarse o morir. Empezar de nuevo. Esa es mi propuesta. Tengo que aprender muchas cosas de esto. Desde el 16 de noviembre, y más allá incluso, hasta hoy, día 26 de abril, he repetido ciertas conductas negativas, destructivas conmigo mismo. Creando mucho daño en mí y en los demás. Un proyecto de amistad duradera con I., después de haber conversado sobre el asunto de manera constructiva.

Amor esquivo

Viajas a otras ciudades, cogiendo otros autobuses, cenando pizza o sushi en un bar desconocido con un desconocido, al que te invita porque dice que a sus amigas les encanta ese lugar para comer esa delicia oriental.

Siempre parece hablar gritando, en alta voz, de manera muy efusiva, y eso te descoloca, pues te interesan las personas que hablan pausadamente, que son más tranquilas, que no llaman la atención al comunicarse en un bar lleno de gente mientras comes sushi (por cierto, muy sabroso), donde ves a chicos que te atraen más que con el que estás hablando esa tarde por primera vez… Parece que hay cierta conexión porque hablas de cine y de aficiones similares, pero él fuma y a ti no te agrada demasiado ese hecho. Para ti es importante el tabaco. O mejor dicho, no lo es. De hecho, carece de importancia e intentas ignorarlo y evitarlo. Vamos, que lo odias absolutamente porque se te queda impregnado en la ropa y es un olor muy desagradable para ti. Mi cerebro quiere estallar por el tóxico ambiente creado a partir de esa combustión, por haberse mojado la ropa por causa de la lluvia, y la compañía de la mascota. Y mi mente quiere transportarse a otro lugar más limpio y respirable. Hacía mucho que no tenía esa sensación de agobio en un lugar cerrado como un hogar. No sé cómo se puede vivir en un sitio tan pequeño fumando un cigarrillo tras otro sin ventilar aunque afuera llueva y haga frío… El aire es irrespirable en esos momentos y tienes que aceptarlo, resignarte. No hay otra posibilidad, al menos no se te ocurre en ese instante.

Su casa está muy bien decorada, es un ático en el centro de la ciudad, pero su perra se abalanza sobre ti y quieres salir corriendo porque te impregna de su olor y llena de pelos toda tu ropa. Te das cuenta de nuevo que con alguien que fuma o tiene animales no te gusta estar. Sobretodo si no ventila y fuma tantos cigarrillos de manera tan continuada. La pizza de pollo y champiñones que pides te gusta; él pide una hamburguesa y patatas; para beber tu una coca cola light, y él una botella de agua. Es quizá, de las cosas que mas placer te dan esa noche…

Un intento más esquivo de encontrar el amor ideal, que sabes no existe pero lo intentas cada vez que se da la oportunidad.

‘In lieu of flowers’ (William Savage, 2013)

2BC0JHyJvUA5a7SvDxf5G6vPe1O

Con la pérdida del amor que se supone eterno, se empieza a sentir la soledad; un amargo sentimiento que subyace se convierte en melancolía. La nostalgia aparece.

Dos personas se encuentran por un destino común: la muerte de sus parejas. El lugar: un grupo de apoyo en el duelo.

La vida parece dar varias oportunidades para aprender, para soñar. A veces se pueden ver; otras no se es capaz de comprenderlas, o por el hecho de no ser consciente en ese momento.

‘Guillaume y los chicos, ¡a la mesa!’, (Guillaume Gallienne, 2013)

Imagen

Un chico que idealiza e idolatra tanto a su madre que le hace sentir una sensibilidad casi infinita por la existencia. Una historia sobre la ambigúedad, sobre algunas personas que no son lo que parecen ser por causa de los estereotipos sociales y culturales… Emociones, sentimientos, miedos, logros y, sobre todo, amor incondicional y profundo por una madre.

La vida: esa gran desconocida

Imagen

La vida, esa gran desconocida.

Nadie conoce exactamente qué nos deparará; qué sorpresas nos traerá…

En algunas ocasiones vagamos por senderos improbables donde aparecen seres sin alma, que no nos permiten seguir soñando, que nos impiden continuar nuestro camino por la paz mental. A veces, la serenidad se nos une, y nos solidifica en su estado gaseoso. Por otra parte, nuestro cuerpo, y sobre todo, nuestra mente, donde se halla la espiritualidad, se dan cuenta de que hallan en nosotros el lugar que necesitan. Son conscientes de que necesitamos estar junto a ellos, que necesitamos aprender de ellos para poder penetrar el pensamiento profundo de nuestros deseos, miedos, sueños inalcanzables(…).

¿Por qué algunas personas se empeñan en deshacer mis ideas, mis valores y mis sueños?; ¿por qué pensaré tanto?; ¿por qué siempre he soñado tanto desde pequeño y me he preguntado todo hasta lo imposible? La gente me dice que no debo pensar tanto; otros que debo expresar las cosas como las expreso, de manera visceral y natural. Es como ir volando por el aire sin alas, encontrando belleza sin hallarla, o abandonándola al instante siguiente… Si encuentro la muerte la ignoro porque no creo en ella.

No existe la seguridad, en esta vida, sino la incertidumbre permanente, que nos hace más vulnerables aún… Alguna lección escondida habrá por ahí, en los bosques fríos de invierno; en primavera verdes hojas crecían. Verano se llamaba la cosa más bella, la pasional ternura, mientras que otoño era la sensible verdad del desapego.

Vagamos por senderos extraños por los cuales no sabemos hacia dónde vamos. Cuántas veces habré escrito sobre este tema, sobre la incertidumbre de la vida, sobre el amor eterno, sobre la vida y la muerte…

Quiero creer que el amor existe allá donde existe la paz mental y los valores humanos y espirituales que son inherentes a todo ser. Esperando o sin esperar, pensando o sin pensar. ¿Por qué seré tan soñador y pensaré tanto las cosas? Me dicen que no es sano hacerlo. Otros que debo seguir mis sueños a pesar de las tormentas de hielo. Yo me congelo entre nubes de algodón para aparecer en un mundo etéreo, flotando con los sueños, volando sin alas, recordando de nuevo todo lo vivido hasta ese pasaje eterno, donde la muerte no existe. Y si existe, la ignoro.

‘A single man’ (Tom Ford, 2009)

Imagen

Un profesor llamado George, ha perdido a su pareja, y desde entonces está deprimido. No encuentra nada que le motive.

En clase habla sobre el miedo a las minorías, el miedo a lo diferente… Dice a sus alumnos que todo es miedo.

Kenny es uno de sus alumnos y como le ve triste quiere conocerle desde otro punto de vista fuera del entorno escolar. Cuando consigue quedar con el, en una de las citas, le dice:  -Yo pensé que escogería el azul… Y el profesor comenta: ¿el azul? … Sí, es el color espiritual… ¿Parezco espiritual?… Eres un verdadero romántico…”

… Unas cuantas veces en mi vida he experimentado momentos de una claridad meridiana en los que unos breves segundos el silencio ahoga el ruido, y puedo sentir en lugar de pensar y todo parece definido y fresco, como si todo acabara de nacer… Es imposible que esos momentos permanezcan porque se desvanecen como todo.. Me aferro a ellos, pero después me doy cuenta de que todo es como tiene que ser… Y así, sin más, llegó…

Muere siendo feliz en su habitación… Mientras Kenny está en otra durmiendo…