Plumofobia

Normalmente, se llama plumofobia a los prejuicios que existen hacia lo que es considerado como algo femenino. Aunque, también, para algunas personas puede ser un gusto, como cualquier fetiche. Un deseo que erotiza.
Al igual que ocurre con el tamaño del pene, algún gesto físico, o alguien que sea considerado feo o bello…

La belleza es subjetiva, no hay un canon estricto, es diversa.

Muchas veces son prejuicios. Habría que aprender a aceptar a las personas tal y como son, más allá de los estereotipos. Porque si conectas con alguien, no importa si tiene pluma, es femenino, es masculino o bajo y gordito.

Lo importante es la actitud de la persona, cómo se comporta, cómo es… Aunque cuesta entenderlo cuando hay una construcción social arraigada desde hace más de miles de años.

“Circus of books” (Rachel Mason, 2019)

Se trata de la biografía de un matrimonio que tiene una tienda de películas de porno gay,  se dedica a crear máquinas para diálisis, se convierte en vendedores de películas porno gay más importante de Estados Unidos.

Ella es muy religiosa, por lo tanto, muy conservadora; él, sin embargo, es mucho más progresista y empático con la diversidad sexual.

Después uno de sus hijos resulta que es gay, y su madre, como es tan conservadora, paradójicamente trabajando para la industria del cine porno gay, no le aceptaba ni entendía que su hijo fuera gay. Porque no es lo mismo trabajar con gays que tener un hijo gay.

True Story Behind Netflix Circus Of Books Documentary

Sin embargo, su padre, mucho más abierto en su mentalidad y ateo, comentaba a su hija mientras le rodaba la entrevista del video, siempre lo hubiera entendido.

Con el tiempo, ella entendía y respetaba la orientación sexual de su hijo, a través de grupos de apoyo, con los que transformó su perspectiva sobre la sexualidad de su hijo, respetándole a pesar de que le costó mucho.

Circus of Books' (2020) crítica: sorprendente documental de ...

“Los placeres ocultos” (Eloy de la Iglesia, 1977)

Cuando todavía se fumaba dentro de las casas y se escribía a máquina, y la homosexualidad no se veía bien, Eloy de la Iglesia, realizó una historia sobre este asunto, que todavía aún sigue creando discrepancia en algunas personas.

Se sitúa en la sociedad de la transición española, donde los hombres homosexuales eran considerados unos “invertidos” y las mujeres eran seres “invisibles”, causado ésto por el patriarcado y la heteronormatividad.

En aquellos años, los hombres tenían que ocultar su orientación sexual, y contraer matrimonio con mujeres para aparentar su orientación del deseo homosexual, al igual que las personas transexuales…

Un hombre homosexual con dinero y maduro se enamora de un joven de barrio con novia y supuestamente, heterosexual.  Surge una relación homoerótica.

Los Placeres Ocultos | SincroGuia

Escena de la película

Una gran historia adelantada a su época, sobre la crítica social de los estereotipos de los hombres gays, que existían (y aún existen en muchos aspectos), siendo una de las primeras películas que retrata a una persona homosexual, antes que Almodóvar , sin estereotipos y de una manera natural.

Homofobia en las redes

A pesar de que la educación en nuestra sociedad ha cambiado, pues existe más respeto y tolerancia por la diversidad sexual y de género, todavía existen muchos actos de homofobia en nuestra sociedad.

Estos días, a través de las redes sociales, he visto en el perfil de un adolescente, que hacía un directo (live), en streaming, en su perfil de Instagram, que otro chico se había metido  en la conversación, y se le había puesto a insultar, mientras se comunicaba por esa red social.

La persona que abre su cámara no puede ver a las personas que le ven, por lo que mucha gente sin ver quién es, escondida, en el anonimato, puede aprovecharse para reírse de alguien, y lo más grave, insultar como ha ocurrido en este caso, incumpliendo todas las reglas y la falta de respeto hacia la persona.

… Esto que viene escrito ahora es del otro día hablando con un amigo, donde hablábamos de algo similar.

Le decía: “no permito que nadie me manipule. Ni permito llevarme mal rato con nadie. Cada día lo tengo más claro. Quizá con el tiempo cambie, pero espero haber aprendido eso, que creo estoy en ello”.

Me refería a valorarme y a quererme más. Y a no permitir que nadie me pueda minusvalorar, ya que todos tenemos un valor incalculable por cómo somos. Cada uno es único a su manera. No más o menos especial, sino particular, igual de válido.

Es importante intentar centrarme en mí y ser feliz con lo que hago. Porque como decían en un libro que te recomiendo titulado: “El caballero de la armadura oxidada”: <es feliz cuando se acepta la realidad como es>. Esa frase es muy interesante.

Y le he escrito un comentario en su video de Instagram:

“Mucho ánimo. Desafortunadamente, hasta que la sociedad sea consciente y comprenda que la diversidad debe ser respetada (porque cada persona debe sentirse libre con la identidad o expresión sexual y de género que sienta), la fobia a la diversidad no desaparecerá”.

Espero que el mundo sea consciente de que así no se solucionan los conflictos y que el amor y el respeto a la diversidad es enriquecimiento, como siempre pienso, escribo y digo aquí (y en cualquier lugar, o a cualquiera que sea).

Conversación X

Aquel día hablaba contigo sobre las aplicaciones móviles que existen (por ejemplo: Grindr, Badoo, GayRomeo, Tinder, Wapo, Scruff, y tantas otras) para conocer gente y ligar. Incluso se pueden utilizar no sólo para eso, sino, directamente, para tener sexo con cualquier persona que aparezca conectada cerca de tu casa, trabajo o cualquier lugar en el que te encuentres. Casi todas (sino todas ya) tienen la opción de utilizar el GPS, como bien se sabe, para geolocalizarse entre las personas.

Yo he quitado las apps.

Además que paso de quedar con peña, dan pena. Ya follé en su día.

Ahora me cuido de conocer a gente.  Paso, he aprendido a valorarme más. 

Mi cuerpo es mío, y hay que cuidarse.

Es la mejor época que tengo, y estoy tranquilo sin tener sexo.

Paso.

He aprendido a valorarme más.

Sinceramente no me preocupa el sexo ahora mismo.
Como a la gran mayoría de personas que viven en esa tensión nerviosa continua y obsesiva de follar, de follar…

Obsesión por penetrar o ser penetrados. Por eyacular, por lamer y besar, por llegar a ese estado de excitación sin sentido.


De follar.

 

De lo personal a lo político: Reflexiones LGBTIQ+ Guatemala -Euskal Herria

El día 22 y 23 de octubre se celebraron las jornadas sobre la diversidad sexual y de género, en el Hika Ateneo de Bilbao.

Resultado de imagen de de lo personal alo policio jornadas guatemala"

Asistieron entre ellas, Sandra Morán, activista lesbiana y diputada en el gobierno de Guatemala, y Stacy Velasquez,  migrante desplazada por las maras desde El Salvador, activista trans en Guatemala por los derechos humanos y sexuales. También estuvieron acompañándolas, Bea Sever, periodista, sexóloga, madre y miembro de la asociación Naizen, de familias de niñas y niños trans; Kattalin Miner Moio, de la plataforma Medeak, lesbiana activista; Sarai Montes Aguilar, de Errespetuz; Amaia Arguinzoniz Olabe, de Kimaira Elkartea (una asociación LGBTIQ+) en Ermua y Elena Olaortua, de Aldarte.

Una sentencia que Sandra recuerda:

“La libertad como concepto, implica ser cómo somos”.

Explican que entender la diversidad como un valor es muy importante para construir  unas sociedades más justas y humanas. También explican que situarse en la izquierda social (incluso teniendo privilegios) te hace más vulnerable.

Existe mucha xenofobia, violencia física y psicológica en Centro América. La iglesia, que tiene mucho poder, discrimina, odia y reprime la diversidad, pues vulnera los derechos humanos de muchas personas.

Muchas mujeres negras y trans tienen que luchar para ser feministas (el llamado transfeminismo). El feminismo, los pueblos indígenas y las disidencias sexuales son los centros de lucha y de cambio que en conjunto deben estar para construir un estado global, plurinacional, de manera interseccional.

Sólo desde los movimientos sociales se puede hacer política para cambiar las realidades de muchas personas no visibilizadas, abriendo puertas para poder representarlas en  el ámbito político, público.

La primera marcha del Orgullo fue en 1995 en Guatemala, dando visibilidad a un colectivo que estaba reprimido.

Comenta que ha disminuido el trabajo sexual y que desde 2004 lleva una asociación creada para lograr derechos.

En 2008 formó Red Latinoamericana y del Caribe de Personas Trans (REDLACTRANS). Desde ese año (en la 4ª ola feminista) las mujeres revolucionarias, ponen su cuerpo y su alma, luchando por la Ley de Identidad de Género, para crear una Constitución de Ciudadanía plena y conseguir los derechos humanos teniendo en cuenta la memoria histórica.

Stacy dice:

“Lo más duro no es ser, sino sobrevivir”.

 

Y concluyendo con la gran conocida frase de la feminista radical Carol Hanisch:

“Lo personal es político”.

Resultado de imagen de stacy velasquez guatemala"

Stacy Velasquez

“Marilyn” (Martín Rodríguez Redondo (Buenos Aires, 2018)

Imagen relacionada

Marcos, es un joven de 17 años que vive en un entorno rural, donde no se aceptan los roles que no son normativos. Es decir, no se comprenden las distintas formas de entender la diversidad sexual. Él tiene una orientación del deseo hacia lo masculino y se empieza a relacionar con hombres. Además, también se viste de mujer, porque se siente cómodo en ese rol, pues encuentra en el maquillaje y en la feminidad una manera de ser él (ella) mismo, siendo travesti sin llegar a transexual, sin modificar su cuerpo físico.

Resultado de imagen de marilyn pelicula online ç  Como consecuencia de la rabia y el enfado que tiene acumulados por la imposibilidad de vivir de forma natural su identidad y su sexualidad (ya que ni su familia ni su entorno le aceptan), como si fuera un veneno letal, de manera inesperada, comete un error impensable, sin control, ignorando la capacidad de razonar, alejándose de su inteligencia, perdiendo el sentido común, influenciado por unos profundos impulsos salvajes, cede terminando con la existencia de aquellos que amaba y que le amaban sin amar.

El director se inspiró en un hecho real que ocurrió en Argentina. A pesar de ser un país bastante comprensivo con la diversidad, el alto nivel de machismo existe incluso en la actualidad. También comentó en una entrevista, que sólo la educación puede tener la capacidad de que exista una sociedad menos

Resultado de imagen de marilyn pelicula

Bailando en una fiesta

machista y, por lo tanto, más respetuosa y tolerante con las personas que no están en la norma o el sistema heteronormativo.

Creo, sinceramente, que es un reflejo de la sociedad inmersa en una educación tradicional, religiosa, fanática en sus discursos intolerantes, con prejuicios y estereotipos negativos, que no dejan avanzar, que no permiten el desarrollo personal y la libertad de las personas.

Tiene que cambiar el modelo educativo, tiene que cambiar mucho la sociedad para poder avanzar y conseguir una igualdad y una tolerancia por la diversidad cultural sexual.

Como le dice Marcos al chico con el que se relaciona:

–  Necesito hablar con vos, ¿por qué no me atendés? ¿me querés? Yo te quiero.

La violenta virilidad

Recuerdo que cuando era pequeño en la escuela, y hasta cuando estaba en el instituto (una época de cambios fisiológicos: transición del joven adolescente, en la que surgen grandes metamorfosis físicas y psicológicas que le condicionan bastante en el desarrollo personal), los compañeros de clase, en la hora del recreo, siempre estaban peleando y luchando entre ellos como si fueran héroes o guerreros, como demostrando a ver quién tenía más poder y fuerza. A ver quién era el mejor de todos. Me sentía aterrado y desconcertado ante ese vacío emocional de los demás.

El fútbol era el deporte que más practicaban, y es donde mejor expresaban su virilidad y masculinidad. Es decir, con ese deporte demostraban que eran buenos chicos, hechos y derechos, y se comportaban de una manera normalizada y saludable, como Dios manda, se decía, según las expresiones religiosas de la costumbre y la época tradicional.

Parecía una guerra, una batalla violenta, donde había que ser el mejor, el ganador, el que triunfa. Y había que generar esa violencia agresiva en el comportamiento viril y masculino tan estereotipado por la sociedad. Es lo que la sociedad enseñaba, tanto en centros educativos como en la familia. Se había normalizado todo eso.

A las niñas, sin embargo, se las trataba de manera más suave, menos violenta, entonces se convertían en auténticas princesitas, porque eran más tranquilas y no mostraban esa agresividad común en los chicos, sino una delicada actitud femenina y conducta frágil para esa aceptación social, que tanto se agradecía en la sociedad y en familia.

Los roles y estereotipos sexuales son construidos a lo largo de los años. Desde el nacimiento de un bebé, la familia (y la sociedad, después) condiciona su conducta, sus sentimientos, su manera de expresarse, ya que imita todas las conductas y palabras que se dicen en su entorno. Con el paso del tiempo, va aprendiendo y construyendo lentamente lo que en un futuro llegará a crear su personalidad única, pero, afortunadamente, si consigue ser crítico con lo aprendido, leyendo, viajando, intentando transformar todo ese conjunto de aprendizaje en algo que le sirva y sea lo que quiere y desea para su existencia, se modificará su pensamiento, y podrá lograr deconstruir esas ideas y hábitos transmitidos durante generaciones, y conseguir ser él mismo, un ser auténtico, renovado.

Porque lo más importante es poder sentirse libre de pensar, decir y hacer lo que uno quiera sin presión, sin represión ni miedos, de forma que pueda desear y vivir la realidad de una manera feliz y disfrutando de las vivencias y experiencias de una forma holística.

Cuando era pequeño no era feliz en ese contexto opresivo, porque no sentía que fueran conmigo, no había conexión, con esos juegos ni en esas situaciones que no iban con mi percepción de la vida. Me sentía fuera de lugar. Ahora sé que era positivo, porque pensaba, era disidente, diferente al resto, y tenía mi propia independencia al pensar de otra forma, y no seguir al resto, al ganado. Y que me sirvió para aprender a entenderme, todo ese sufrimiento vivido, fue válido para transformar y comprender y deconstruir muchas vivencias, entenderlas para poder ser lo que ahora soy.

Todavía, algunas veces, experimento momentos en los que no me siento a gusto, y experimento sensaciones que no me agradan ni me dan tranquilidad, una tensión. Es un sentimiento adverso y bastante hostil cuando en la calle observas actitudes homófobas, como en alguna situación que algunos sujetos tienen con otras personas que están en el escenario en el que te encuentras, y quieres que eso no suceda. Pero la falta de empatía y respeto por los demás está ausente en su intenso miedo y profunda ignorancia, en su incapacidad de empatizar y respetar a los demás.

Es triste ver, pensar en eso. En todos esos momentos vividos en la infancia y después de la niñez, en la adolescencia. No es sentirse víctima (que sí lo era), pero representarlo, imaginarlo, sentirlo, no es agradable. Haber sufrido emociones negativas, haber sido discriminado de forma habitual, con intensidad no es agradable para ninguna persona.

Tenemos que poder trabajar en ese cambio educativo: amar es amar, transmitir a las personas cariño, cuidarlas con sensibilidad, expresando las emociones de manera normalizada, pues es algo natural.

Es una gran labor, un objetivo urgente, para que desaparezcan esas violencias machistas que siguen existiendo, esas conductas agresivas y patológicas que no respetan las disidencias o minorías, que no tienen paciencia en intentar comprender, aprender de otros puntos de vista, desde otras perspectivas distintas, para poder deconstruir el pasado, lo aprendido, lo ignorado, lo banalizado, todo eso que se ha perdido o se ha robado a lo esencial, a la vida, al amor, a la poesía, a lo romántico y erótico.

Aquellos perfumes antiguos, esos aromas voluptuosos que perdurarán toda la eternidad, esencias que permanecerán por muchos años, ¿acaso podremos ser eternos en esa sensación de paz y serenidad? Será posible mantener ese equilibrio durante tantos años, un tiempo inmemorial, casi infinito, que pueda ir descubriendo, construyendo nuevas formas de sexualidad, de vivir, de expresar, de sentir, de amar, de vivir, de nuevo, cada momento como algo nuevo algo sincero y profundo, intenso, duradero, verdadero.

“Boy erased” (Joel Edgerton, 2018)

Las terapias de conversión de la homosexualidad todavía siguen existiendo, desafortunadamente, en las sociedades avanzadas (actualmente en 36 estados de USA). Se relacionan con ideas religiosas que consideran que la identidad sexual saludable debe ser heteronormativa.

Sabemos que hoy en día, se conocen muchas identidades y diversidades sexuales diferentes, y que la homofobia se considera un delito de odio hacia esas personas no normativas. En esta película se refleja ese tipo de realidad en una familia tradicional homófoba con su hijo, al que rechaza por esa orientación sexual.

Jared, es un joven de 19 años, que cuando dice a su familia que es homosexual, ésta le rechaza, y le envía a un centro religioso para su reconversión sexual.

En ese horrible lugar, el supuesto psicólogo, junto a otros empleados, le maltratan y le someten a terapias violentas en las que sufre. Le hacen decir que pida a Dios perdón por los pecados cometidos, que las emociones que tiene con chicos son impuras, que los actos sexuales que ha tenido no son saludables, que no es bueno tener esos pensamientos.

Le manipulan diciendo que tiene un problema, pero no se dan cuenta de que no existe ninguno. Que si alguien tiene el conflicto son los demás por no aceptarle.

Resultado de imagen de boy erased

Nicole Kidman, la madre con Jared

Por lo que en el centro tampoco es feliz. Ni siquiera consigue dejar de tener esa identidad sexual como pretenden los demás, evidentemente, ya que es algo que no tiene que cambiar, porque es natural. Y si se queda en su casa, le van a hacer la vida imposible.

Pero con el tiempo, el amor de su madre es eterno, y entiende a su hijo. Ella es diferente, le cuida porque le quiere y acepta. La conclusión es que:

“La verdad no puede ser reconvertida, el amor y los sentimientos no pueden ser curados”.

Boy-Erased-de-Joel-Edgerton

Me ha gustado mucho la estética de Eduard Grau, el director de fotografía de la producción, junto a la sublime aparición de Nicole Kidman, Russell Crowe y el curioso encuentro de Xavier Dolan, de manera mas tímida.

“Evening Shadows” (Sridhar Rangayan, 2018)

El festival de Zinegoak este año ha comenzado con una historia muy tierna sobre el amor profundo entre un hijo y su madre y del amor homosexual, prohibido e invisibilizado en la sociedad hindú, hasta hace pocos días, en los que las leyes van avanzando con mayores derechos y libertades para las personas con diferentes diversidades.

Resultado de imagen de evening shadows movie

Se habla de la dificultad de expresar las emociones reales que se tienen, por una educación represiva y llena de prejuicios y miedos, que no permiten experimentar de una manera normalizada los propios sentimientos y pensamientos.

A su padre, aunque a su madre también, pero en menor medida, pues después lo acepta,  les cuesta reconocer la vida de su hijo. La educación tradicional que han tenido, anclada en lo ancestral de la India, no les permite aceptar su homosexualidad.

La cultura es la base del conocimiento, y dependiendo de con qué conceptos e ideas se absorbe esa información se construyen las personas.

Un chico joven se va a vivir con su novio a Bombay, donde vive con él en cierta libertad. Pues en su pueblo es complicado ser uno mismo y demostrar que su vida no está equivocada por tener una orientación sexual no normativa.

Cuando una persona muestra su personalidad de forma natural, es capaz de sentir las emociones en libertad, y esto es lo más importante para sentirse feliz y consciente de esa autorrealización.

Resultado de imagen de evening shadows movie

 

El amor es algo que trasciende fronteras, ideas, personas. Todo es posible si se respetan los códigos que existen entre las personas, sean sus diferencias grandes o pequeñas.

Es fundamental tener una actitud crítica hacia los estereotipos que no permiten evolucionar para mejorar y construir unas sociedades respetuosas y tolerantes, saludables.