No sólo duelen los golpes

No sólo duelen los golpes:

Una mujer llamada Pamela Palenciano, habla de su experiencia amorosa, teatralizando el intercambiando de los roles de género que existen en la sociedad patriarcal, recreando de forma humorística pero crítica, de su novio o ella, sobre cómo ha sido educada, dejando la educación siempre a la mujer de lado, invisibilizada, sumisa, pasiva, sin valorarla, con miedo cuando va por la calle, y oprimiéndola, no dejándole la libertad para elegir en su propia vida.

Existen diferentes violencias, al igual que diferentes mujeres y hombres. Y no se puede contestar a esa violencia con más violencia. Porque el respeto a la equidad es necesario, es urgente.

Realmente este sistema oprime a todas las personas que no entran dentro de la norma, porque es desigual y discriminatorio, pues a los hombres, por ejemplo, por causa de los roles de género que determinan y separan, por la existencia de los prejuicios y estereotipos construidos culturalmente, no les permite expresar sus emociones, cuando es algo necesario y saludable para cualquiera. Sin embargo, para las mujeres es lo “normal” expresarlas.

Por eso, el feminismo, donde las mujeres (y hombres) que luchan por cambiar esta forma de vida normativa, esta legislación injusta, debe tener esa importancia para lograr la auténtica igualdad en la sociedad entre todas las personas y que se cumplan los derechos humanos.

También critica el amor romántico, que es algo falso e irreal, creado por el cine y los cuentos, entre otras cosas, donde todas las relaciones son ideales, cuando en la vida real no es así. Las relaciones suelen tener desequilibrios, conflictos, no son perfectas. Pero el maltrato y las violencias de cualquier tipo, no son normales, ni algo natural que se deba permitir.

El amor debe de ser algo constructivo, un proceso continuo, de respeto, de aprendizaje entre las personas, que son las responsables de las relaciones.

Por eso, lo que dice ella, es que las mujeres han sido ignoradas y maltratadas durante toda la historia de la Humanidad y se deberían equiparar, proteger y valorar de la misma manera que a los hombres.

Y es que esa frase que dice ella es verdadera: “el amor de verdad no duele”.

 

Redacción realizada para el curso de Intervención con Mujeres maltratadas y en riesgo de Exclusión Social.

Anuncios

Cambios sociales muy lentos

Sigues creyendo que el mundo tiene mucho que cambiar cuando vas por la calle y pasa un adolescente sin mucho respeto, con su coche a toda velocidad sin cuidado, sin mirar a su alrededor por si hay gente cerca, como si fuera un ser superior, que nunca podría ser, por ese aire de superioridad y falta de respeto hacia los demás.

La falta de empatía es muy habitual en estos casos, al igual que en cualquier momento que se falta el respeto y la tolerancia. Esas personas, que no parecen ponerse en el lugar de los demás, incluso con las minorías o grupos discriminados y rechazados por la norma imperante, no comprenden el mundo con respeto, tolerancia e igualdad en el mundo. Lo ven como algo que pueden dominar y someter con su fuerza física, sin emplear la fuerza emocional, tan importante para poder entender y vivir de manera respetuosa y humana en esta realidad que llaman sociedad.

Algunas personas tienen que aprender a deconstruir sus ideas, llenas de prejuicios y estereotipos negativos, costumbres, como las tradiciones que anulan la libertad de las personas, como sus hábitos aprendidos, su educación, deben deshacer todo ese conjunto de pensamientos y acciones para construir un mundo más saludable y positivo.

Fabricando mujeres

Resultado de imagen de fabricando mujeres documental

Se trata de un documental  dirigido por Al Borde Films para SETEM, una federación (conjunto de asociaciones), que trabaja por la solidaridad e igualdad entre diferentes países, por lo que está rodado en diferentes lugares como Euskadi, Chile,  Madrid o Medellín, basado en el estudio sobre ¿consumimos violencia?, en el que cuestiona la relación del consumo con la violencia machista.

Está realizado por mujeres, que hablan sobre el papel que tienen éstas en su vida. Habla  de los roles y estereotipos sociales y familiares construidos en la sociedad heteropatriarcal.

La creación de una fábrica donde se producen objetos tradicionalmente relacionados con las mujeres, como cazuelas, escobas, las llevan a una fábrica donde modifican su utilidad para un uso constructivo y positivo.

 

“La librería” (Isabel Coixet, 2017)

The Bookshop, en inglés, es la última película de la directora. Cuenta la historia de una mujer que decide abrir una librería en un pueblo inglés en 1959, a pesar de todos los impedimentos que le ponen al principio las personas a su alrededor.

Resultado de imagen de la libreria

Nos conmueve la trama por su sencillez y elegancia en los diálogos filosóficos, por la natural actuación de la actriz y su actitud positiva ante la vida.

Una mujer que (con la colaboración de una niña a la que, curiosamente, no le gusta nada leer) lucha por lograr cambios en la sociedad, una creadora de pensamiento crítico al incentivar y motivar a las personas para que lean y se informen de la realidad.

Resultado de imagen de la libreria

Al final logra su sueño, pero se lo arrebatan y la echan del edificio porque éste se encuentra en malas condiciones físicas, o eso dicen los represivos y los del ayuntamiento. Lo que en realidad sucede es la no aceptación de la distribución en su librería de “Lolita”, escrita por el escritor Nabokov, la novela erótica de una adolescente que se relaciona con un hombre mayor. El pueblo la rechaza, la censura, porque trata un tema tabú para esa sociedad rural, conservadora, que mantiene las tradiciones con su permanente ignorancia.

Imagen relacionada

Aun así, se queda con la valentía, el coraje y la libertad de poder leer, de haber conseguido su sueño de abrir una librería en el pueblo.

Años más tarde, la niña adulta ya,  se convierte en bibliotecaria, continuando con el legado de ella, teniendo una librería llena de sabias historias que soñar y vivir. Porque como decía Florence: “nunca se está sola con los libros”.

Vestimenta de la mujer islámica

Un día en la playa:

Después de que un día en la playa observé a un matrimonio musulmán con su hijo, me puse a pensar en el tema de la vestimenta de las mujeres islámicas y las diferencias que existen dentro de los distintos tipos de vestimenta que llevan.

Según llegaron, el padre y el niño se metieron al agua para jugar con las olas. En cambio, la mujer se quedó en la arena sentada observándoles desde fuera. ¿Es injusto que ella no se pueda bañar como lo hacen ellos? Pienso que es una decisión que ella misma debería tomar.

La mujer era islámica, ya que iba vestida tapada con un traje desde la cabeza a los pies: creo que llevaba un burkini, un vestido de baño (surgió de una idea muy popular que fue creada en el año 2003, por Aheda Zanetti, una diseñadora australiana de origen libanés). Es un vestido de mujer adaptado para ir a la playa, pero aun así, no se metió en el agua. Quizá fue decisión propia el no entrar con ellos, o quizá una creencia suya.

Al igual que el chador, únicamente cubre el cuerpo, pero no la cara. Sin embargo, el burka cubre todo el cuerpo y la cabeza. También existe otro tipo de ropa tradicional llamada niqab, que cubre todo menos los ojos para que puedan ver. Y lo que muchas mujeres más jóvenes llevan es el hiyab, el velo que cubre solamente la cabeza. Quizá es algo que se acostumbra a ver más en las mujeres que viven en países europeos y occidentales que se sienten más libres, por ejemplo, al no llevar ni burka ni chador.

Durante su larga historia, la cultura árabe parece que ha mantenido siempre ciertas costumbres basadas en tradiciones machistas construidas por el poder del hombre y el  poder omnipresente del dios Alláh.

Aunque también, y seguro que no por ese motivo, hasta hace poco tiempo, muchas mujeres, por ejemplo, del mediterráneo se ocultaban la cabeza con pañuelos por costumbre o moda. Por lo tanto, no es algo sólo de esa etnia, ya que ocurre con las mujeres que viven o profesan una religión y las que no.

La historia explica que, según Alláh, el dios musulmán, estas mujeres deben llevar el cuerpo y la cara tapados para mantenerse libres del deseo y posible pecado de los hombres.

Dice el Corán:

33:(59) ¡Oh Profeta! Di a tus esposas, a tus hijas y a las demás mujeres creyentes, que deben echarse por encima sus vestiduras externas cuando estén en público: esto ayudará a que sean reconocidas como mujeres decentes y no sean importunadas. Pero [aun así,] ¡Dios es en verdad indulgente, dispensador de gracia!

Una decía: “queremos que los hombres dejen de tratarnos como objetos sexuales, como siempre han hecho. Queremos que ignoren nuestra apariencia y que estén atentos a nuestras personalidades y mentes. Queremos que nos tomen por serio y que nos traten igual y no nos persigan por el cuerpo y lo físico.”

Oksana Shachko

Las ideas de igualdad no dejarán de ser sueños utópicos, quizá inalcanzables, mientras exista un mundo construido por el poder y el interés político.
Ojalá algún día se consigan todos los derechos humanos: la libertad, la igualdad, la tolerancia, el respeto, la empatía… y tantos valores que se anhelan.

Resultado de imagen de Oksana Shachko

Oksana Shachko, una activista y artista plástica (Jmelnytsky, Ucrania, 31 de enero de 1987-París, Francia, 23 de julio de 2018), se ha suicidado porque ha dejado de creer en la igualdad, en la idea de un futuro más justo con la mujer y las minorías sexuales y culturales o sociales.

Una lucha que comenzó en la agrupación Femen, en 2008, que desde Ucrania se marchó a Francia en 2013, donde continuó su intensa lucha por los derechos desnudándose para protestar contra el sistema capitalista, xenófobo, homófobo y machista existente.

Esperemos que gracias a todas las personas como ella, que luchan y terminan o no con sus vidas, la sociedad sea más consciente y avance en el logro de los derechos que aún no se han conseguido.

Ojalá algún día nadie tenga que terminar con su vida por ninguna causa social. Pues parece que hasta que alguien no se ha suicidado  para la obtención o aceptación de algún derecho humano, hasta ese momento no se lograban.

“Hedy Lamarr”

Hoy voy a mencionar el redescubrimiento de una gran mujer, casi olvidada e ignorada en la sociedad por la falta de visualización de la figura femenina como inventora en la ciencia y en la historia, llamada Hedwig Eva Maria Kiesler.

Hedy Lamarr, que se cambió el nombre después, nació en Viena, Austria, el día 9 de noviembre de 1914, en una familia acomodada. Por ello, como casi todas las mujeres que tenían recursos y un entorno favorecedor, pudo empoderarse y ser independiente.

Resultado de imagen de hedy lamarr

Empezó a estudiar ingeniería y se convirtió en la creadora de lo que ahora conocemos como redes de conexión inalámbrica actuales: wifi, bluetooth o el localizador de gps.

Pero como tuvo dificultades, se marchó a Estados Unidos para trabajar en Hollywood, convirtiéndose también en una conocida gran actriz. Allí se la consideró la mujer más hermosa del mundo por aquella época por su belleza.

Es  la protagonista en “Ecstasy”, la película muda dirigida por el cineasta checo Gustav Machatý, donde sale desnuda por primera vez interpretando un orgasmo en la gran pantalla.

Resultado de imagen de extasis Gustav Machaty

Cartel de la película