Mariposas

Ayer por la noche me di cuenta de que una mariposa nocturna (comúnmente llamada polilla) había entrado en mi habitación.

Como no era una araña o algún otro animal de los que me dan miedo, la dejé estar.

Pero hoy he vuelto a verla. Y como tengo mucha empatía y me da pena matarla, la he intentado coger, y al cazarla con la mano la he sacado por la ventana.

Pensando que ya había conseguido salvarla y liberarla después de un rato, he vuelto a verla, o quizá era otra diferente. Quizá se ha vuelto a meter o, tal vez, había dos.

En otro momento más tarde, ya no se encontraba ya.